En General Pico hay más despidos que en 2001, advierte Lovera

EL SENADOR PAMPEANO TRAZO UN OSCURO PANORAMA DEL EMPLEO COMERCIAL PIQUENSE

El secretario del Centro de Empleados de Comercio dijo que los despidos ya “golpeó” más que en dos épocas de crisis anteriores como fueron en 1990 y 2001. Además destacó que la situación del comercio es aún más acuciante en las restantes localidades de la zona norte.
El senador nacional por el Partido Justicialista Daniel Lovera, desde su lugar como secretario general del Centro de Empleados de Comercio de General Pico (CEC) aseguró que la situación comercial en la ciudad “está difícil” y manifestó que han sido importantes los despidos por cierres de comercios en la segunda ciudad en importancia de la provincia. Sobre esto, se refirió al proyecto de bancarizar el pago de salarios como una herramienta para combatir la precarización laboral.
El legislador y gremialista piquense, consultado sobre la situación actual del rubro comercial en General Pico, se refirió al trabajo que se lleva adelante desde el gremio para atenuar la caída del empleo.
“Está difícil. Estamos tratando de hacer un equilibrio con mucha presencia gremial, para hablar con los empresarios, poniendo el granito de arena para tratar que no decaiga más el empleo. Ya lo hemos visto, que muchos comercios tenían un trabajador y han cerrado sus puertas, otros comercios, en el caso de Lucaioli en Pico y en Realicó han cerrado sus puertas, y otros comercios han bajado la cantidad de trabajadores”, dijo.
“En todo el tema de servicios, comestibles y demás, se sigue manteniendo la cantidad de trabajadores, estamos hablando de los supermercados y autoservicios, y hoy es el único rubro que quizá con menos cantidad, sigue teniendo movilidad, pero en el resto de los rubros está complicado”, sostuvo.
“Ojalá que esto cambie lo antes posible porque hay gente de la parte empresaria que está haciendo esfuerzos para no bajar la cantidad de trabajadores y a su vez permanece en continua angustia el trabajador que ve cuál es la actividad que está teniendo su empleo o su empresa que no está trabajando como corresponde”, agregó.

Importantes despidos.
En cuanto al número de despidos registrados en la ciudad por cierres comerciales, Lovera indicó que si bien “ha sido importante”, el registro indica que el índice es mucho menor al que se dio a nivel nacional. Sin embargo dijo que es mayor al que se dio en épocas de crisis como en los años 1990 y 2001.
“Los despidos han sido importantes, no equiparados a nivel nacional, mucho menos. Pero nosotros yendo a los registros del sindicato, tanto en dos épocas difíciles como fueron la del año 1990 y la del 2001, esta vez golpeó más que en esas dos etapas, que hubo despidos pero no hubo tantos como en este momento”, señaló.
También dijo: “En menor escala de lo que sucedió a nivel nacional o en grandes provincias o en capitales de provincias, pero tuvo repercusión y sobre todo en el interior donde se precariza el trabajo. Aquel que trabajaba todo el día, pasó a trabajar medio día, y aquel que trabajaba medio día pasó a trabajar algunas horas y aquel que trabajaba algunas horas pasó a quedarse sin trabajo”.

Zona norte.
El senador pampeano además refirió que la situación es más crítica en las restantes localidades de la zona norte de la provincia, donde por una cuestión de falta de tiempo, hay una menor presencia gremial.
“En la zona norte de la provincia la situación es más compleja que en Pico, por eso la rapidez de presentar inclusive esta ley de bancarizar el salario, porque en el interior donde hay menor presencia sindical por una cuestión de tiempo, tenemos 1.200 empresas en toda la zona norte y es difícil estar permanentemente en todas”, señaló.
“Aquel que está en blanco, lo primero que le pasa, le hacen firmar un recibo de sueldo por un importe pero percibe otro menor y para evitar esto ya sacamos dictamen unánime en el Senado para que sea una ley nacional, pueda ser que la próxima semana el resto de los senadores lo acompañe y lo hagamos ley lo antes posible”, finalizó.