En sintonía con su canonización, se estrena un filme sobre el cura Brochero

En sintonía con la canonización del primer santo argentino, que el papa Francisco concretará en Roma el sábado próximo, se estrena este jueves en cines de todo el país el filme “Cura Brochero, la película”, realizada por la Asociación Civil cordobesa Maranatha, con dirección de Lorena Cuschoff y guión y producción de Pablo Gómez, que busca transformarse en “un aporte para acercar la gente a los santos”.
“No somos del ámbito del cine sino que dirigimos una asociación civil que se dedica a promocionar valores y evangelizar entre los jóvenes y en ese marco abordamos esta película, como un medio para dar un mensaje y llevar a todos lados lo que creemos y nos ha conmovido”, aseguró Cuschoff a Télam.
La génesis del filme surgió más de tres años atrás, cuando Maranatha tomó la decisión de elaborar una película documental sobre el Cura Gaucho cuando se anunció su beatificación, paso previo a la canonización que se materializará el sábado.
“Con esa idea -cuenta la realizadora- empezamos a andar y a convocar gente pidiendo todo lo que necesitábamos para la película, desde camarógrafos a vestuario y la sorpresa fue que apenas dos horas después de haber lanzado la convocatoria por Facebook, ya había más de 100 personas que de una u otra manera se querían sumar al proyecto”.
“Así se empezó a organizar, se conoció la idea, alguien habló de ‘la película del cura Brochero’ y lo que iba a ser un documental mutó a un proyecto más ambicioso que fue hacer una película de ficción, que atravesó numerosas etapas y tuvo una serie de inconvenientes, como que el actor principal se cayó de un caballo y renunció cuando estábamos terminando la película y tuvimos después que filmarla toda desde cero”, reveló.
Además de la película, que realizaron sin experiencia previa e impulsados por la decisión de acercar a la gente la figura de Brochero y que se rodó en agosto y septiembre de 2014, Maranatha asumió el papel de distribuirla para garantizar que llegue a todo el país, “porque había mucha gente que nos la pedía para ver en las provincias, donde hay muchas comunidades brocherianas, y entendimos que para garantizar eso teníamos que distribuirla por el circuito comercial, aun cuando para nosotros es más que un producto”. (Télam)

Compartir