Enojo en Toay: Nación publicita como propias, obras hechas en 2015

EL INTENDENTE ROJAS SORPRENDIDO PORQUE MACRI SE ADJUDICA OBRAS DE CRISTINA

El spot radial llamó la atención del intendente Ariel Rojas. “Esa obra ya se hizo, terminó en 2015”, dijo el jefe comunal y señaló que junto a “otras obras de desagües que hemos ejecutado es lo que permitió que no tuviésemos mayores problemas con tanta lluvia caída”.
El gobierno nacional está publicitando la realización de una obra en la localidad de Toay que fue finalizada en 2015, antes de la asunción de Mauricio Macri como presidente. Se trata de un Promeba que la comuna gestionó desde 2010, comenzó a ejecutarse en 2014 y finalizó en el segundo semestre de 2015 cuando todavía Macri no era presidente.
El spot radial llamó la atención del intendente Ariel Rojas que se sorprendió con el texto que indica: “Estamos haciendo lo que hay que hacer (el slogan elegido por el Gobierno)” e inmediatamente cita “una obra que favorece a unos 500 vecinos en el Barrio San Cayetano de Toay”.
“Esa obra ya se hizo, terminó en 2015”, dijo a LA ARENA el jefe comunal y señaló que junto a “otras obras de desagües que hemos ejecutado es lo que permitió que no tuviésemos mayores problemas con tanta lluvia caída”, en referencia al desastre que causó en varios puntos la extraordinaria precipitación de fines de marzo y comienzos de abril.
El corto publicitario señala, luego de mencionar el slogan “estamos haciendo lo que hay que hacer” que en el barrio San Cayetano de Toay están llegando a unos 500 vecinos con una obra de agua potable y saneamiento. La realidad es que se trata de una obra que comenzó a gestionarse en el año 2010 y en febrero de 2014 comenzó a ejecutarse para ser inaugurada “entre septiembre y octubre de 2015”, recordó el intendente, fecha en que obviamente el actual gobierno nacional todavía no había asumido sus funciones. El Promeba incluye también asfalto, veredas, iluminación y forestación, entre otras cosas.
“La verdad es que es una obra fantástica con la que personalmente estoy muy contento porque fue un gran esfuerzo gestionarla primero y luego esperar que se ejecute”, por lo que opinó que “no me parece bien que este gobierno diga que la está haciendo”.
Rojas se mostró molesto con esta actitud. “En el mismo aviso siguen mencionando otras obras en Santiago del Estero y yo ahora dudo de que sea verdad”. Agregó: “Molesta un poco que se tomen de esto y creo que es oportuno que se sepa que es una mentira”.
La obra tuvo un plazo de ejecución de 18 meses desde enero de 2014 cuando se firmó el contrato con Inarco, la empresa que la ejecutó. “Acá se pudo terminar, y muy bien. Incluso ahora nos permitió afrontar sin problemas las grandes lluvias”, indicó.

Inundación.
“En Toay cayó la misma cantidad de agua que en Santa Rosa y la verdad es que tuvimos menos problemas”, respondió sobre las intensas lluvias del comienzo del otoño y dijo que “en parte es porque tenemos obras como esta que mencionamos que nos han ayudado mucho”.
Al repasar esos días difíciles, Rojas contó que “se trabajó bien, armamos una junta de defensa civil local, cada cual sabiendo lo que tenía que hacer y además porque habíamos hecho algunas obras de desagües que funcionaron muy bien”.
Recordó también que fue útil “el estudio integral en todo el barrio Lowo Che sobre los pluviales. Es un plan terminado y que está en la etapa de las presentaciones pero que nos sirvió ya para hacer algunas cosas, rápido”.
Sobre el particular amplió diciendo que “lo que se podía hacer con nuestras máquinas se hizo, el plan terminado nos permitió tener la receta de cómo actuar. Ahora estamos buscando la financiación para las obras que hacen falta”.
Los lugares más complicados se verificaron en la zona de quintas. “Ahí estuvo lo más difícil pero por suerte ya los hemos superado y no quedan secuelas”, informó.

Bajo Giuliani.
Rojas recordó que la comisión que por estos días analiza junto al municipio de Santa Rosa, Vialidad, Aguas del Colorado, Recursos Hídricos y la APA la situación en el Bajo Giuliani, “ya se había reunido antes y el fin era ir analizando el comportamiento de esas lagunas, algo que ahora se aceleró por estas contingencias climáticas”.
Sostuvo que “no hay ninguna situación difícil que incluya a personas y sus viviendas, la preocupación de hoy es el estado de las dos rutas (nacional 35 y provincial 14). Lo que pretendemos es anticiparnos a una situación que eventualmente provoque el corte”, finalizó.