Entrar a Esquel por la Ruta 40

Para la ciudad chubutense de Esquel, la Ruta 40 es más que un simple corredor o camino de tránsito, ya que representa un periplo casi místico que enamora al viajero y que lo conduce, entre otros, hacia este destino soñado de la Patagonia Argentina.
La Ruta 40 a lo largo de sus más de 5000 km. de recorrido, atraviesa tres regiones argentinas (Norte, Cuyo y Patagonia) a través de 11 provincias desde el Km 0 en Cabo Vírgenes, hasta la Quiaca.
En su trayecto se encuentran monumentos históricos, sitios ancestrales de los pueblos originarios, ciudades pujantes como Esquel, Parques Nacionales y Provinciales, entre otros hermosos atractivos turísticos de la Argentina.
Arribando a Esquel por La 40.
Cuando los viajeros llegan a Esquel mediante la Ruta 40, no dejan de sorprenderse por tanta belleza escondida en ese valle patagónico, con deslumbrantes paisajes, alerces milenarios, glaciares, cultura galesa y su exquisita gastronomía.
El misticismo de La 40, el sello Patagonia, y la variedad de atractivos y actividades que se presentan en Esquel, lo convierten a esta altura del viaje en una de las paradas obligatorias para vivenciar una de las experiencias más maravillosas del sur argentino, destacan desde la Secretaría de turismo de aquella ciudad.
Un poco de historia.
La Ruta Nacional 40 fue creada en 1935, pero sus antecedentes están ligados en gran parte con la historia de la Argentina.
Los pueblos originarios que habitaban las tierras donde hoy se encuentra asentada Esquel, eran los Tehuelches.
Francisco “Perito” Moreno recorrió la zona allá por el año 1879, y gracias a los nativos se enteró de que el río Futaleufú llegaba hasta el Pacífico.
Pero sólo en 1891 llegaron las primeras familias de colonos, que se instalaron en el valle 16 de Octubre, en la zona de la cordillera.
Aquellos colonos galeses arribaron en el año 1865 a las tierras del sur a bordo del velero Mimosa, y unos 20 años más tarde llegarían a la cordillera.
En cuanto a la fundación de Esquel, se tomó como fecha clave el 25 de febrero de 1906 con la llegada de la primera comunicación telegráfica.
La Trochita y sus 71 años de sueños.
La Trochita, conocida también en el mundo como “El Viejo Expreso Patagónico”, cumplió sus primeros 71 años de vida, transportando sueños de muchas generaciones.
Este tren a vapor, uno de los pocos que quedan en el mundo, y que es Monumento Histórico Nacional, llegó por primera vez a Esquel en 1945.
Permitió conectar la zona con el resto del país, facilitando así junto a la ruta 40 el desarrollo del turismo y del comercio.
Actualmente, este tren de trocha angosta con solo 75 centímetros de separación de los rieles, se ha convertido en el único de sus características que se encuentra actualmente en funcionamiento, siendo para muchos, un Museo sobre rieles.
Esquel tierra de esperanza.
En Esquel nace el corredor de la “Ruta 40 Austral” (potencial) que llega hasta El Cabo Virgenes, pasando por El Calafate (Puerta actual) en el Área Parque Nacional los Glaciares. (NA)
Foto de internet.

Compartir