Esperaban el cuerpo de su hija para velarlo pero por error el ataúd llegó vacío

Una niña de 10 años de localidad misionera de Eldorado que padecía leucemia murió en el hospital de pediatría de Posadas y su familia, que esperaba la llegada de la ambulancia con el cuerpo para velarla y darle sepultura, se sorprendió al recibir un ataúd vacío.
El hecho, que trascendió hoy, ocurrió entre la noche del sábado y la madrugada del domingo cuando una ambulancia trasladaba supuestamente el cuerpo de Nicol Báez, que había fallecido el sábado por la mañana luego de luchar contra una leucemia severa.
Las autoridades sanitarias locales, que dispusieron el traslado desde el Hospital Madariaga hasta el kilómetro 18 de Eldorado, a unos 200 kilómetros de Posadas, explicaron que todo se trató de un error que luego procuraron resolver “para llevar tranquilidad a la familia”.
La encargada del trámite en el hospital SAMIC de Eldorado, Yolanda Caballero, dijo a radios locales que “todo fue una confusión” y que ella recibió “un llamado telefónico de una persona que necesitaba ayuda con el traslado de un cuerpo desde Posadas”.
Caballero explicó que como ella conocía a un pariente de la nena fallecida le comentó que “la única forma de trasladar el cuerpo” era a través del hospital. “Los familiares no tenían otros medios y es nuestra forma de colaborar con nuestros vecinos”, comentó.
Aunque la encargada creyó que había enviado el cuerpo en una ambulancia, en la que también viajaba la madre de la niña, otro llamado de emergencia complicó las cosas y el féretro fue vacío.
“Errar es humano, pero cuento esto para que la próxima vez tomen los recaudos necesarios para que no vuelva a pasarle a nadie, ya es muy difícil superar la muerte de un ser querido como para sumar algo más”, dijo el padrastro de la nena y contó que su mujer perdió un embarazo y ahora a su hija. “Es un momento muy complicado el que estamos pasando”, dijo. (Télam)

Compartir