El clima que se viene: frío, sequía y variabilidad de lluvias

EL CLIMA QUE VIENE: FRIO POLAR CON ALTA VARIABILIDAD DE LLUVIAS

En unos días ingresará hasta el centro del país una ola de frío polar que se instalará hasta mediados de mes y que dejará las últimas heladas del año. Así lo predice el modelo climático desarrollado por el Laboratorio Climatológico Sudamericano de la Universidad Nacional del Tucumán que dirige el doctor Juan Leónidas Minetti. “Estamos esperando una importante sequía en el sur de Brasil, Paraguay, y nuestro Litoral fluvial, que junto con otra sequía fuerte en la Patagonia, van a incidir en la generación hidroeléctrica”, anticipó el especialista.
Juan Leónidas Minetti estuvo hace un par de meses en Santa Rosa invitado por el gobierno provincial para disertar sobre perspectivas climáticas desde el punto de vista productivo. La visita permitió entrar en contacto con el especialista y conocer la existencia del Laboratorio que dirige -un organismo que depende del Conicet- y del modelo de predicciones climáticas que ha desarrollado.
“En lo que respecta a los meses próximos, vamos a tener dos posiciones extremas”, comentó el docente universitario -titular de la cátedra Meteorología y Cimatología en la UNT. Por un lado, habrá “una importante sequía en el sur de Brasil, Uruguay, Paraguay y nuestro Litoral fluvial, y en la Patagonia”, y por el otro, en el resto del país, “vamos a tener un damero de lluvias y sequías”.
“En el centro del país, entre ellos la provincia de La Pampa, vamos a tener una indefinición entre condiciones debajo de lo normal y por encima de lo normal”, explicó. Esa alta variabilidad se reflejará, en lo que corresponde a La Pampa, en un octubre lluvioso y frío seguido por todo noviembre y parte de diciembre “bien secos”. En enero y febrero, sobre todo en el noreste de la provincia, “vamos a tener buenas precipitaciones” mientras que “para marzo las precipitaciones van a ser abundantes en toda la provincia”, predijo.
La falta de lluvias de los dos últimos meses del año “seguramente va a ser un dolor de cabeza para algunos productores”, indicó Minetti pensando en que en esa época del año termina el ciclo germinativo de cultivos que necesitan de una última lluvia para alcanzar su punto óptimo de maduración.
La distribución “en damero” -es decir, tipo cuadrícula- que visualiza Minetti hará que mientras en noviembre las lluvias estarán ausentes en nuestra provincia, llegarán con intensidad al centro de la provincia de Buenos Aires. “Vamos a tener un sector del centro del país con una situación climática, y otro cercano con una situación muy distinta”, precisó.

Embalses.
La sequía en la zona noreste del país y en la Patagonia afectará la generación energética del país ya que en esas dos regiones se encuentran las grandes represas hidroeléctricas. “La Secretaría de Recursos Hídricos ya lo sabe y lanzó las alertas correspondientes”, comentó.
“Eso ustedes lo saben muy bien”, dijo el investigador tucumano pensando en los lectores pampeanos. “Desde Jachal (San Juan) hasta la latitud del río Colorado, las nevadas fueron muy abundantes y por eso Mendoza tuvo que largar agua del Atuel para dejar los embalses con capacidad de almacenamiento para cuando comience el deshielo de primavera”.
Desde el río Colorado para abajo “la situación es otra, totalmente distinta”, remarcó. “Las nevadas fueron muy pobres y ahora se viene una situación de sequía”, reiteró.
“Esto va a afectar más a los diques de la zona del Comahue, porque esos embalses no solo tienen una gran superficie sino también la profundidad apropiada, es decir, buena capacidad de almacenamiento”. La falta de agua en esas enormes represas obligará a tomar medidas de ahorro energético para evitar situaciones conflictivas. “Los embalses del Litoral -acotó- no tienen esa capacidad de almacenamiento porque no son tan profundos como los patagónicos y cuando viene el agua desde Brasil, tienen que generar si o si”.

Heladas.
Otro pronóstico que arroja el modelo climático de la UNT es que en unos días ingresará por el sur del país una ola de frío polar que llegará hasta la latitud media del país, La Pampa y Buenos Aires, y que dejará entre 10 y 15 días de temperaturas muy bajas. “Hay posibilidades ciertas de heladas fuertes”, estimó el meteorólogo.

Alerta por el viento
Un alerta por fuentes vientos con ráfagas de hasta 70 kilómetros por hora, que acompañarán un brusco descenso de la temperatura, fue lanzado ayer por el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) para el centro del país, incluida la ciudad de Buenos Aires.
La zona de cobertura incluye, además de la Capital Federal, las provincias de Buenos Aires, La Pampa (donde el viento se hizo sentir en casi toda la jornada) y San Luis, el sur de Córdoba, de Entre Ríos y Santa Fe, además del área del Río de la Plata.
Según indicó el SMN en un informe publicado en las primeras horas de ayer, “el pasaje de un frente frío generará entre la mañana y la tarde un cambio en la dirección del viento al sur-sudeste”.
En cuanto al viento, “se prevén velocidades entre 20 y 40 kilómetros por hora, un cambio en la dirección del viento al sur-sudeste”, además de “velocidades entre 30 y 40 kilómetros por hora, con ráfagas de hasta 70”.
Una alerta similar, aunque con vientos de hasta 90 kilómetros por hora, se mantenía en la zona oeste y centro de Chubut y Río Negro.
Con el paso de los vientos, se espera un brusco descenso de la temperatura, con valores sensiblemente menores a los habituales para la primavera, que se irán moderando hacia el fin de semana.

Modelo propio
El Laboratorio Climatológico Sudamericano que dirige Minetti tiene una larga trayectoria que depende tanto de la Universidad Nacional de Tucumán como del Conicet -se los conoce como “institutos doble comando, al igual que el Incitap pampeano. Uno de sus grandes logros es haber desarrollado un modelo climático estadístico -en realidad dos, uno estacional y el otro intraestacional- que funciona con “22 predictores”, es decir, 22 variables climáticas. En muchos casos ha mostrado ser más eficiente y preciso que los utilizados por los centros de predicciones climáticas de Estados Unidos y Europa.