Guns N’Roses en el Monumental

Guns N’Roses se presentó esta noche en el estadio Monumental con sus dos líderes, el cantante Axl Rose y el guitarrista Slash, nuevamente juntos tras años de peleas y renovó su idilio con su enorme legión de fans argentinos, ante quienes volverán a presentarse este sábado.
El concierto se inició con “It’So Easy”, un clásico de su inolvidable álbum debut “Appetite For Destruction”, y continuó con “Mr. Brownstone”, de la misma placa, y “Chines Democracy”, del disco del mismo nombre que editó la banda en 2008, ya con Axl Rose como único miembro original.
Luego siguieron “Welcome To The Jungle”, que desató una gran ovación, y “Double Talkin’ Jive”, del disco “Use Your Illusion I”, en la que Slash se lució con un extenso solo.
La banda que subió al escenario se completó con otro miembro fundador, el bajista Duff McKagan; el tecladista Dizzy Reed, y el guitarrista Richard Fortus y el baterista Frank Ferrer, que formaron parte de la versión de la banda que tenía a Axl como único integrante original.
El grupo llegó a la Argentina como parte del tramo latinoamericano del tour “Not In This Lifetime”, que ya pasó por Perú y seguirá por Brasil, Colombia, Costa Rica y México.
En su momento de mayor éxito, Guns N’Roses había pasado por el estadio de River en 1992 y 1993 con memorables conciertos y una gran polémica como telón de fondo, que incluyó críticas hacia la banda de parte del entonces presidente Carlos Menem, quien los tildó de “forajidos”.
Poco después de los conciertos en suelo argentino y del fin de aquella gira, los conflictos internos llevaron a la disolución del grupo, que en aquellos tiempos se completaba con el guitarrista Gilby Clarke y el poderoso baterista Matt Sorum.
Axl Rose se quedó con el nombre del grupo y durante los últimos años, con el pelo más corto y varios kilos de más, continuó rodando por el mundo (inclusive vino a la Argentina), aunque ya sin el suceso de otras épocas cuando la banda acumulaba hits como “Sweet Child O’ Mine”, “November Rain”, “Don’t Cry”, o “You Could Be Mine”.
En los últimos meses se reconcilió con Slash y surgió la posibilidad de esta gira-reunión, que se concretó en marzo de este año, mediante una gira de estadios por todo Estados Unidos, Canadá y México, que logró un gran suceso con la mayoría de los conciertos con entradas agotadas.
La semana pasada, los Guns abrieron el tramo latinoamericano de su gira, que contó con un show el martes último en Rosario, mientras que Asia y Europa quedarán para el año próximo. (NA)

Compartir