“Estar vigente depende de la perseverancia”

El músico y productor británico Alan Parsons, una leyenda de la música aunque lleve 12 años sin publicar un nuevo disco, se presentará el sábado en el estadio porteño Luna Park para recorrer su vasta obra como parte de la gira “Greatest hits tour” y demostrar que “estar vigente depende de la perseverancia”.
“Creo que amar lo que hago me llevó a vivir tantas cosas y poder ahora llegar hasta acá. Y siempre ser humilde y agradecido con lo que la vida me entregó”, señaló Parsons durante una entrevista con Télam.
En el mismo sentido, el artista, de 67 años, consignó que “estar vigente depende de la perseverancia de uno mismo. Al fin y al cabo, nuestro peor enemigo somos nosotros mismos. Aprendí a convivir conmigo y por eso puedo seguir haciendo lo que amo hasta el día de hoy, y seguramente por muchísimos años más”.
Parsons se inició tocando la guitarra acústica de folk/blues y como guitarrista principal en una banda de blues a finales de los 60, pero cuando con apenas 19 años comenzó a trabajar en los famosos Abbey Road Studios en Londres, quedó claro que el mundo de la grabación de sonido dominaría su camino.
Fue lo suficientemente afortunado para trabajar como ingeniero asistente en los últimos dos albumes con The Beatles y luego de obtener el título de ingeniero de grabación, siguió trabajando con Paul McCartney y The Hollies entre tantos otros. 
Pero fue su contribución como ingeniero en el clásico de Pink Floyd, “Dark Side OF The Moon”, lo que le permitió llamar la atención del mundo de la música. Esto pronto dio lugar a notables éxitos como productor – en particular con Magic de Pilot, con “Highfly” y “Music”, de John Miles. También produjo el álbum “Year of the Cat”, de Al Stewart y dos álbumes con la banda de rock progresivo Ambrosia.
En 1975 conoció a Eric Woolfson quien no sólo se convirtió en su representante, sino que además se integró como autor y socio musical para lo que luego se conocería como The Alan Parsons Project (APP). 
El álbum debut de APP, “Tales Of Mystery And Imagination”, basado en los trabajos de Edgar Allan Poe y luego a una serie de exitosos trabajos como “I Robot” (1977), “Pyramid” (1978), “The Turn of a Friendly Card” (1980), “Eye in the Sky” (1982), “Ammonia Avenue” (1984), “Vulture Culture” (1985), “Stereotomy” (1986) y “Gaudi” (1987).
Junto a sus colaboradores del APP de larga data, el guitarrista Ian Bairnson, el baterista Stuart Elliott y el arreglador Andrew Powell, Alan dejó de usar la identidad “Project” para el disco “Alan Parsons – Try Anything Once” de 1994. La sociedad continuó para “On Air” (1996) y “The Time Machine” (1999). 
Hacia 2004 con la placa “A Valid Path”, Alan incursionó en la música electrónica contó con la participación de David Gilmour de Pink Floyd, The Crystal Method, Shpongle, Uberzone, PJ Olsson y el hijo de Alan, Jeremy. 
El año 2008 marcó la reedición de todos los álbumes del Alan Parsons Project en versiones expandidas, que incluyen material extra nunca antes publicado y una compilación de dos cd’s denominados “The Essential Collection”.
Alan en el Luna Park hará la primera parada de un tour sudamericano que luego continuará por Santiago de Chile (el 9) y por Lima, Perú (el 12), donde es secundado por P.J. Olsson (voces y guitarra), Danny Thompson (batería), Guy Erez (bajo), Todd Cooper en saxo y voces, Alastair Greene y Dan Tracey (guitarra y voces), y Tom Brooks y Manny Focarazzo (teclados).
Télam: ¿Con qué expectativas encara esta nueva visita a la Argentina?
Alan Parsons: Visitar Sudamérica, y más precisamente la Argentina, es algo siempre de mi agrado. Tengo entendido que en Buenos Aires voy a estar tocando en un lugar muy grande, del cual no recuerdo si ya toqué ahí…La memoria y la edad no se estarían llevando muy bien (risas). Pero al margen del lugar en sí, espero entablar un diálogo íntimo y sincero con el público.
T: Desde el 2004 no publica ningún disco nuevo, ¿A qué se debe?
AP: Honestamente no vengo pensando en grabar algo nuevo desde hace mucho tiempo. Tengo una discografía muy vasta y me gusta recorrerla lo máximo posible. Al fin y al cabo, siempre me van a recordar por estar en ‘A Dark Side Of The Moon’ de los Pink Floyd (risas).
T: Se cumplieron 40 años desde tu primer disco, ¿qué recuerda de esa época?
AP: Las cosas eran más simples y la vida pasaba menos rápido. “Tales Of Mistery And Imagination” continúa siendo mi disco favorito de mi autoría hasta la fecha.
T: ¿Como valora el presente musical?
AP: Se esta volviendo a la época de la experimentación. Eso es bueno porque significa que los músicos actuales tienen muchas ganas de escuchar de todo. Soy un convencido de que el rock navega sin problemas en los mares sinuosos de las modas impuestas. (Télam)