Estudiantes pampeanos ganaron un concurso de “proyectos solidarios”

“Sol Comunitario” es el nombre del proyecto que idearon Ornella Arrigone y Nicolás González Otiñano con un fin solidario: ayudar a un Centro de Discapacitados. La idea fue presentada en un concurso organizado por la Universidad Católica Argentina (UCA) y, mediante la votación del público, la iniciativa de los dos estudiantes pampeanos en Buenos Aires fue la ganadora.
“Estamos súper agradecidos por el apoyo que recibimos de la gente en la votación y la difusión.
Emocionados de lograr este primer impacto en la sociedad mediante la propuesta Sol Comunitario. Ya nos comunicamos con el Centro Comunitario de Florencio Varela y le informamos la increíble noticia, los chicos estaban gritando de la emoción, estamos todos muy contentos”, aseguró Ornella, una santarroseña de 20 años que cursa el tercer año de la carrera de Derecho en la UCA.
La joven se inscribió en la segunda edición del curso Proyectos Solidarios “Enrique Shaw”, una iniciativa que busca fomentar y alentar la participación de estudiantes de diversas facultades universitarias en proyectos con impacto social.
Nicolás (23), por su parte, estudia Ingeniería Química en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y cuando Ornella le propuso sumarse al proyecto, no lo dudó.
“Sol Comunitario es una propuesta pensada para generar un cambio no solo ambiental sino también cultural, ya es momento que tomemos conciencia del impacto que genera en nuestro ecosistema la utilización de energías fósiles y la importancia de adquirir estos nuevos valores como sociedad. Los resultados demuestran que ya hicimos un primer paso”, añadió Ornella.

Discapacitados.
El lugar destinado para la prueba del proyecto será el Centro de Atención a Discapacitados, de la localidad bonaerense de Florencia Varela. Allí asisten 40 niños y adolescentes con discapacidad y se realizan actividades de entretenimiento, comparten almuerzos y aprenden el sistema “Braille”. Dicha institución fue creada gracias a un grupo de madres de la zona.
Este diario difundió el proyecto durante el mes pasado y finalmente el grupo logró el máximo de votos junto a otros dos trabajos en las distintas categorías que abarcaba el concurso: cultural, educativa y ambiental.
“Al proyecto lo hicimos junto a otra chica que estudia conmigo y sumamos a un adulto, que es ingeniero ambiental y nos brinda el asesoramiento profesional. Es una propuesta pensada para generar un cambio no sólo ambiental sino también cultural, dirigido a una comunidad en emergencia social”, dijo Ornella a LA ARENA.

Premios.
El monto de cada premio podrá destinarse al financiamiento de la compra de materiales, a la asistencia técnica para la realización de actividades específicas directamente relacionadas con el objetivo del proyecto, a viáticos y transporte, entre otros.
“A nosotros nos interesó lo social por el hecho de ayudar a la gente más necesitada, ya estamos en invierno y tener agua caliente en la casa es algo básico. Además de eso creo que está bueno inculcarle a los niños un nuevo hábito respecto a las energías renovables y el medioambiente”, resumió la joven pampeana.