Ex ejecutivo de Odebrecht reafirmó que Temer pidió apoyo financiero a la empresa para el PMDB

El presidente brasileño Michel Temer volvió a quedar más expuesto judicialmente luego de que un ex ejecutivo de Odebrecht declarara ante la justicia electoral que le pidió a la constructora “apoyo financiero” para las campañas de su fuerza, el Partido del Movimiento de la Democracia Brasileña (PMDB).
Así lo informaron fuentes judiciales luego de la declaración del ex ejecutivo de Odebrecht Claudio Melo Filho, quien aportó su delación premiada al proceso que lleva adelante la justicia electoral, la cual puede poner en jaque la continuidad de Temer en el poder si es que encuentra corrupción en la campaña de la fórmula de 2014 que encabezaba Dilma Rousseff.
Luego de ese pedido, el grupo Odebrecht, según Melo Filho, aportó unos tres millones de dólares (en reales) al PMDB vía Eliseu Padilha, hoy jefe de gabinete con licencia médica y en la cuerda floja debido a su delicada situación frente a la Operación Lava Jato.
El diario Valor Economico y Follha de Sao Paulo indicaron que Melo Filho ratificó su delación premiada hecha para reducir sus penas, junto con 77 personas, y confirmó también la versión de su ex jefe, el detenido Marcelo Odebrecht, acerca de que una cena en 2014 cuando Temer era vicepresidente sirvió de escenario para pedir donaciones ilegales.
La confesión de Melo Filho tuvo lugar anoche ante el juez Herman Benjamin, del Tribunal Superior Electoral, que investiga el presunto financiamiento ilícito de la fórmula presidencial Dilma Rousseff- Michel Temer, vencedora en 2014.
En caso de ser encontrado culpable, Temer puede perder el mandato, mientras que Rousseff, destituida por delitos contables en juicio político el año pasado, puede perder por ocho años sus derechos electorales, es de decir, no poder presentarse a cargos electivos. (Télam)