Excavan un pozo durante 100 horas para intentar rescatar a un niño

Un triste suceso ocurrió en China cuando un niño de 6 años cayó en un pozo abandonado en Baoding (provincia de Hebei). La estrechez del agujero, de apenas 30 centímetros de diámetro, impedía que ningún adulto pudiera bajar por él, por lo que se decidió excavar 80 metros en paralelo al pozo para llegar hasta el niño. En la operación, que duró 100 horas, participaron más de 500 bomberos y alrededor de 100 excavadores, pero todo fue en vano. Cuando por fin llegaron al fondo del agujero, el pequeño ya había muerto.

Compartir