Explosión de gas en restaurante en España deja 90 heridos, cinco graves

Unas noventa personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, por la explosión la noche del sábado de una bombona de gas en un restaurante en Vélez-Málaga (sur de España), durante las celebraciones de una concurrida feria local, informaron los servicios de emergencia.
La explosión ocurrió alrededor de las 19 (hora local) en la cafetería Bohemia en el centro de la pequeña población provocó escenas de pánico entre la multitud que se encontraba disfrutando de la popular Feria de San Miguel.
Los cinco heridos de gravedad se mantienen internados en unidades de cuidados intensivos en hospitales, indicó una portavoz de los servicios de emergencia de Andalucía, provincia donde se ubica Vélez-Málaga, aunque aclaró que sus vidas no corren peligro
De los 90 heridos, más de 50 fueron transportados a centros de salud por los cuerpos de rescate, mientras que los restantes llegaron por sus propios medios, dijo la fuente.
Casi todos los heridos habían sufrido cortes, contusiones, traumatismos o abrasiones por caídas, especificó.
Las personas pudieron ser atendidas rápidamente porque se encontraban en el lugar equipos de emergencia sanitaria, bomberos y policía local, por la Feria de San Miguel.
Tras la explosión, los servicios de emergencia recibieron gran cantidad de llamadas, mientras la prensa local citaba a personas que corrieron despavoridas temiendo que se tratara de una bomba.
“Salimos corriendo porque nos temimos lo peor, una bomba o un ataque terrorista”, dijo un testigo citado por el diario Sur.
“Sonó fortísimo, parecía una bomba, sólo había gente gritando y llorando”, señaló otra persona en el lugar.
Según ese periódico, una de las cocineras se dio cuenta de que había fuego en un tubo que conectaba la bombona de butano y dio la voz de alarma, pero no hubo tiempo de desalojar a las personas que se encontraban en los alrededores antes de la deflagración.
Vélez es una población de unos 70.000 habitantes, ubicada a unos 30 kilómetros al este de la ciudad de Málaga. (AFP)

Compartir