ExpoBio 2016: tecnología y sustentabilidad

Definido por sus organizadores como “un auténtico parque temático de la sustentabilidad” se realizó el fin de semana la segunda edición de la ExpoBio, una innovadora propuesta para la promoción de productos orgánicos y diseños ecológicos que incluye la recreación de una “casa sustentable” entre los 200 emprendimientos en exhibición, y podrá visitarse hasta el domingo en el Hipódromo de San Isidro.
“Esto es un parque temático de la sustentabilidad o un movimiento, más que una exposición, porque no es efímero sino algo que viene desarrollando desde la primera edición del año pasado y continuará después del domingo, porque es la materialización de un montón de proyectos en proceso que necesitan difusión permanente”, dijo a Télam el director ejecutivo de ExpoBio Esteban Ochoa.
El programa de actividades de esta segunda edición incluyó el primer congreso internacional “Sustentabilidad Sin Fronteras”, la campaña Reciclatec de recolección de residuos electrónicos para reciclaje, la realización de la carrera solidaria “Corré por el otro”, la ExpoBio Infantil, un festival de cine ambiental, otro de yoga y un tercero de biodanzas.
Además, hubo un biomercado, un salón de agua y energías renovables; así como stands sobre arquitectura, ciudades y movilidad sustentable.

“Nosotros buscamos un espacio de reflexión, pero al mismo tiempo fortalecer el vínculo de las empresas y, pymes con la comunidad para que puedan a conocer todos sus proyectos”, explicó Ochoa.
Al tiempo que trata de ser un medio de articulación entre los emprendedores, empresas, gobiernos e instituciones comprometidas con el cuidado del medioambiente, el reciclado y la eficiencia energética, la ExpoBio también se propuso concientizar a los ciudadanos sobre la importancia de adoptar hábitos de vida sustentable.
“La sustentabilidad tiene que ser algo implícito en nuestra vida cotidiana y un verbo más que una definición teórica y con este movimiento lo que queremos es generar conciencia genuina”, agregó.
Instalada en el espacio reservado a la arquitectura sustentable a instancias por la fundación Ecomujeres, una de las propuestas interactivas que más atención concita es la “casa sustentable”: una recreación de las cuatro habitaciones de una vivienda que utiliza distintos recursos de eficiencia energética, empleo de energías renovables y reciclado de desechos.
“Esta casa integra energías alternativas como paneles fotovoltaicos, energía eólica y termotanques solares, pero también biodigestores para el procesamiento de desechos, así como artefactos electrónicos tradicionales pero eficientes porque ahorran energías”, explicó a Télam el arquitecto Joan Marantz, responsable del diseño.

Uno de los ambientes de la casa “es un invernadero donde sus habitantes pueden tener su huerta para cultivar hierbas aromáticas” o productos de huerta para llevar a su mesa.
Además, toda la casa está conformada por “una estructura metálica liviana” revestida por “paneles prefabricados y encastrables” que se “se pueden desmontar y volver a armar en otro lugar” y por lo tanto son reutilizables.
Marantz contó que en su estudio “recibimos cada vez más consultas por construcción de este tipo” y lo que antes eran sólo averiguaciones “ahora se está empezando a concretar porque minuto a minuto se abaratan los precios”, y el aumento de las tarifas de luz y gas hace aún más atractivos estos diseños sustentables.
“En general, lo que siempre hago es poner techo verde, que es una cubierta vegetada en lugar de cerámica, teja o chapa. También el termotanque solar y la iluminación led. Son cosas muy simples como para empezar a incorporar en cualquier tipo de construcción que te afecte el presupuesto de la obra”, dijo.
Entre los stands de movilidad sustentable, se encuentra el de Lucky Lion Argentina, la filial local del fabricante chino de motos eléctricas que tiene su propia planta de ensamble en la ciudad de La Plata.
Uno de los dueños de la firma, Omar García explicó a Télam que las motos eléctricas son la opción “más sustentable” en materia de movilidad porque “no contaminan el aire -dado que no producen combustión-, ni generan contaminación sonora”; pero además resultan “económicas” porque el mayor costo de cada unidad “se amortiza en un año con lo que ahorrás en nafta”.
“Por otro lado, cargar completamente la batería que sirve para recorrer hasta 50 kilómetros, consume entre 0,80 a 1 peso de electricidad, lo que equivale a unos 30 pesos al mes”, agregó
“Y una vez que recorrés ese kilometraje, se enchufa a la red eléctrica a 220 voltios como si fuera un celular”, explicó.
El empresario aseguró que Lucky Lion es “único en el mercado” de las motocicletas eléctricas tipo scooters en Argentina, con “una producción entre 400 y 450 unidades mensuales” y habiendo vendido ya “14.000 unidades” en los últimos 8 años.
“Esta es una moto que no le sirve a los adolescentes porque no hace ruido, no anda rápido ni recorre largas distancias. Es una moto urbana para el que va a laburar o a estudiar y vuelve a su casa”, explicó.
La segunda edición de ExpoBio Argentina Sustentable contó con el auspicio institucional de más de 10 embajadas, organismos públicos nacionales y provinciales, cámaras y asociaciones empresariales, ONGS y diferentes colectivos sociales, además del patrocino brindado por el Pacto Global de las Naciones Unidas y el Consejo Empresario Argentino. (Télam)

Compartir