Falleció el periodista Edgardo Antoñana

El periodista Edgardo Antoñana murió en una clínica privada de la ciudad balnearia de Pinamar, donde fue llevado de urgencia tras sufrir un aneurisma, según informaron sus familiares y compañeros de trabajo.
Antoñana, de 62 años, se desempeñaba como conductor del canal de noticias TN, en el segmento de los fines de semana, por la mañana, junto a Dominique Metzger.
El periodista y conductor se descompensó el lunes por la tarde en su casa de Cariló, donde donde vivía de lunes a viernes, y fue llevado a una clínica privada de Pinamar, donde falleció horas después a pesar de los esfuerzos de los médicos por salvarlo.
De extensa trayectoria en gráfica y televisión, en la Argentina trabajó en los canales 9 y 7 hasta que desembarcó en la señal de cable Todo Noticias.
Antoñana nació en la ciudad neuquina de Plaza Huincul y había elegido la Costa Atlántica para descansar durante la semana, donde rescataba a los perros callejeros, les daba alimento y les curaba las heridas.
El veterano periodista vivía en pareja pero no estaba casado porque, según decía no creía “en el matrimonio”.
Comenzó su carrera en la revista Gente y luego de un “retiro voluntario”, como definió él mismo, se fue a vivir a Europa donde trabajó en el Servicio Latinoamericano de la BBC.
Posteriormente, regresó a la Argentina para trabajar en Canal 9 y Canal 7 (ATC en aquel momento), aunque fue despedido del canal estatal justamente por haber estado en el Reino Unido durante la Guerra de Malvinas.
Debido a su amistad con Luis Cella fue productor periodístico de Susana Giménez, aunque abandonó el ciclo tras el caso que involucró al cura Julio Grassi.
A partir de allí, se sumó a las filas de Todo Noticias, donde conducía el segmento del fin de semana a la mañana, donde se ganó, en las redes sociales, el mote de “gruñón” por el énfasis que le ponía a sus comentarios.
Hincha fanático de Independiente, hace pocos meses se puso la camiseta de Racing en vivo como un gesto contra la violencia: “Esta camiseta la vistió Pastoriza”, argumentó ante los aplausos de sus compañeros.