Fiat invertirá 500 millones de dólares en Córdoba

La inversión de 500 millones de dólares que anunció hoy la automotriz Fiat Chrysler Automobiles (FCA) para su planta en la localidad cordobesa de Ferreyra, tiene por objetivo reequipar tecnológicamente la terminal y fomentar el desarrollo de proveedores para lanzar en la segunda mitad de 2017 un nuevo modelo cuya producción se destinará en un 80 por ciento a la exportación.
El anuncio se realizó esta mañana en un acto que encabezó el presidente Mauricio Macri y el CEO a nivel global de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne; y el titular de Fiat Argentina, Cristiano Rattazzi.
La inversión incluye el reequipamiento de la planta, la incorporación de nuevas tecnologías y procesos, el desarrollo de proveedores, la investigación y desarrollo, y la capacitación.
Con la reformulación de la planta de Ferreyra, la marca proyecta la producción de un nuevo modelo que se fabricará sólo en la sede cordobesa sobre una plataforma modular para el mercado latinoamericano, a la que se prevé incorporar más de un 50 por ciento de integración local.
La inversión ya había sido anticipada en abril de 2015 por Marchionne en ocasión de inaugurar en la ciudad brasileña de Goiania la nueva planta de FCA, en la que se comenzó a producir los primeros modelos de la marca Jeep para la región.
El presidente Macri, al hablar ante trabajadores y directivos de la planta, recordó su paso por la planta de Ferreyra: “Hace 21 años venía y trabajaba acá también, y tal vez de las cosas más valiosas en mi formación fue haber trabajado en la industria automotriz”.
En ese sentido, resaltó la importancia de la inversión anunciada por FCA al anunciar que el nuevo proyecto “va a traer los mejores equipamientos” que junto a “los mejores recursos humanos permitirán lograr que los mejores autos que se produzcan en el mundo sean los que se realicen en la Argentina, porque eso es lo que nos va a garantizar el mejor trabajo para todos”.
También destacó el compromiso en “el desarrollo de una red de proveedores locales que va a multiplicar el trabajo que hay en Córdoba”, y que “con mucha gente capaz la Argentina va a saber llevar a cabo esa tarea, con ese compromiso central en esta nueva etapa” del país.
El nuevo proyecto para la Argentina prevé la producción en serie de un nuevo modelo -aún no revelado- que será lanzado en la segunda mitad de 2017 y para el cual se prevé un volumen de más de 100.000 vehículos al año, de los cuales el 80 por ciento se exportará a la región y el resto al mercado nacional.
Si bien no se confirmó oficialmente, el nuevo modelo reemplazará a los actuales Grand Siena y Línea.
En su discurso, Macri insistió en que para su gobierno “la principal tarea es reducir la pobreza” y resaltó la necesidad de “mejor y más educación y trabajo de calidad, que es lo que estamos anunciando hoy” en la planta FCA Argentina.
“Para eso necesitamos volver al mundo, ser parte de la cadena global de producción y recrear la confianza del mundo y la confianza en nosotros”, sostuvo Macri.
Por su parte, el CEO global de FCA destacó que la definición del proyecto “se trata de una elección que asigna al establecimiento de Córdoba un rol central en el industrial de FCA en América Latina”, al señalar que “esta fábrica recibirá la más moderna tecnología hoy disponible en el sistema industrial de FCA”.
La inversión prevista para la producción del nuevo modelo incorporará las últimas tecnologías de fabricación, mejoras edilicias y herramental, que incluyen la instalación de más de 150 robots en la unidad de chasis, la incorporación de sistemas de aplicación automática de adhesivos, un alto nivel de automatización en la línea de producción y una nueva línea de montaje paletizada.
El proyecto también contempla la ampliación y modernización de la sala metrológica con la incorporación de los más modernos equipamientos de medición, una nueva línea preparada para el montaje y testeo de la nueva caja automática con la que contará el modelo, inversiones en herramentales de matrices de última generación para producción de piezas y componentes en proveedores locales y un área de comunicación para mejorar la eficiencia de fabricación.
La producción a nivel local del nuevo modelo también requerirá el desarrollo de proveedores locales, con más de 20 nuevos autopartistas que se suman al parque actual para 600 ítems, con lo cual el proyecto se plantea como objetivo alcanzar más de 50 por ciento de contenido local de componentes.
Este margen de integración permitirá incrementar el volumen de compras a nivel local y la creación de empleo en la red de proveedores, proporcionando futuro laboral para aproximadamente 20.000 personas, más de la mitad en Córdoba vinculadas a la actividad de FCA en Ferreyra.
La automotriz resaltó en un comunicado posterior al evento que FCA “reconoce la voluntad del gobierno de avanzar en medidas orientadas a la mejora de la competitividad del sector, tales como la eliminación de los impuestos a la exportación de productos industriales, así como la política centrada en el desarrollo de un competitivo parque autopartista”.
También destacaron la predisposición de los gobiernos de la provincia y de la ciudad de Córdoba, “para encuadrar el proyecto en las políticas de incentivos que ambas jurisdicciones contemplan para nuevas inversiones”.
Además de Marchionne y el presidente Macri, también estuvieron presentes el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; el Intendente de la ciudad de Córdoba, Ramón Mestre; el Presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; el Ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el Secretario General de Presidencia, Fernando De Andreis; el COO FCA LATAM y Director de Manufactura, Stefan Ketter. (Télam)