Franco en Diputados: “Cambiarían el eje del país a un centralismo total”

El ministro de Hacienda del Gobierno provincial, Ernesto Franco, concurrió a la Legislatura para explicar un proyecto sobre reestructuración presupuestaria. Sin embargo, el tema que mayor tiempo demandó en la comisión de Hacienda y Presupuesto, fueron las reformas propuestas por el Gobierno nacional que actualmente están en negociación con los distintos gobernadores, y las consecuencias que podrían traer a la provincia de La Pampa, como por ejemplo un aumento de la edad jubilatoria, incremento del impuesto a las ganancias, reducción del 82% móvil, entre otras.

Presupuesto para tarjeta alimentaria.
El proyecto por el cual fue citado Franco, que se sacó despacho favorable por mayoría y por minoría fijando posición en el recinto, y que será tratado sobre tablas el próximo jueves en la sesión; tiene que ver con la reestructuración del presupuesto, producto del ingreso de dinero de casi 1000 millones de pesos, por las dos áreas petroleras Jagüel de los Machos y Medanito Sudeste. En este sentido, el ministro explicó que se prevé la capitalización del Banco de La Pampa y la redistribución del efectivo para cubrir, en primer lugar, el déficit del presupuesto de 550 millones de pesos, y en segundo lugar, para reforzar la tarjeta alimentaria y para destinarlos al servicio de limpieza en educación, al personal de institutos privados, a los vigilantes retirados, a medicamentos, entre otros sectores.

La Pampa y las reformas nacionales.
Rápidamente, Franco pasó a explicar la situación que actualmente vive la provincia con respecto al paquete de reformas que el Gobierno nacional propuso y las negociaciones que lleva adelante con los distintos gobiernos provinciales. “La Pampa llega a fin de año con mucha incertidumbre, porque hay un apriete muy grande hacia las provincias. Están queriendo que los gobernadores sean participes del aumento de la edad jubilatoria, por ejemplo”, dijo.
De acuerdo con un parte de prensa de la Cámara de Diputados de La Pampa, en relación al fondo del conurbano, expresó que “el planteo general de todo esto es darle 64 mil millones de pesos a la provincia de Buenos Aires ajustables por año, y que no sean coparticipables, destinados a obra pública, y que el resto de las provincias queden neutras. El presidente le aumentó a la Capital y ahora a provincia. Firmar este acuerdo significa aumentar el impuesto a las ganancias a los trabajadores, contrariamente lo que decían en la campaña. De acá a cuatro años se daría la situación que un empleado pague una alícuota máxima del 35% mientras que el empresario una máxima del 25%”, detalló. Y amplió:  “También nos dicen que bajemos el impuesto a los ingresos brutos y a los sellos y que incrementemos el impuesto a los comercios. En definitiva quieren que los municipios subsistan con las tasas, y que las provincias con el impuesto a las riquezas, inmobiliario y a la renta, es decir que desaparezca ingresos brutos al área productiva”.

“No al centralismo total”.
Otra de las obligaciones que están explicitas en la adhesión de las reformas planteadas por el gobierno nacional, es la renuncia de todos los juicios que los gobierno provinciales tienen hacia el Estado nacional. Con respecto a esto, el ministro aseguró que “es una barbaridad y La Pampa no va a renunciar a los juicios”.
Si bien las negociaciones recién comienzan y todavía se espera que se modifiquen diferentes artículos fundamentales, el ministro aseguró que “no vamos a avalar el tema del aumento del impuesto a las ganancias, de bajar el 82% móvil a los jubilados, tampoco vamos a renunciar a los juicios ni a aumentar la edad jubilatoria”. Finalmente, después de su exposición, Franco manifestó: “Si se da esto, si esto se lleva adelante, cambiaría el eje del país hacia un centralismo total”.