Frigorífico Acha: anuncian convocatoria de acreedores

PLANTA PARALIZO ACTIVIDADES HACE UN MES Y MEDIO

Circuló ayer con insistencia que la planta cárnica local no volvería a desarrollar su actividad. Directivos de la empresa se abstuvieron de brindar información, mientras transcurría una etapa de diálogo con autoridades provinciales.
Desde distintos sectores surgieron ayer inquietudes sin respuesta acerca de novedades en torno a la reactivación de la planta frigorífica local, que paralizó sus actividades hace un mes y medio.
Voceros de la empresa Frigorífico General Acha (FGA) consultados por esta corresponsalía se excusaron de brindar información, dando a entender que cualquier expresión de su parte podría resultar prematura o apresurada, teniendo en cuenta que entre las últimas acciones se abrió una etapa de diálogo en el que interviene la dirigencia de la industria cárnica, el gobierno de La Pampa a través del Ministerio de la Producción y una firma que había manifestado el interés por la adquisición o el arrendamiento de las instalaciones, con lo que supuestamente se retomaría la cadena de faena y comercialización.
Por otra parte, no se descontaba que posiblemente hoy o en los próximos días se reanudaran las conversaciones centralizadas en Provincia.
Otras fuentes daban cuenta de una panorama más sombrío, al señalar que la firma había pedido la convocatoria de acreedores, por lo que sobrevendría el cierre definitivo de la empresa y la liquidación de sus bienes, con la planta industrial situada frente a la ruta nacional 152, al oeste del acceso principal de Acha.

Deudas y crisis.
En reiteradas oportunidades, como lo han hecho los mismos trabajadores en rondas de protesta, se atribuye que la empresa mantiene un abultado pasivo, con una deuda que rondaría los 60 millones de pesos, lo cual repercute la firma que se menciona como interesada en la planta frigorífica.
Desde la parte gremial, también hubo dificultades para conocer ayer la situación de los empleados del frigorífico, que continúan transitado por un período de inactividad, a la par del “cese temporal”, como lo definieron los directivos de la empresa, cuando dispusieron interrumpir las actividades desde el 19 de enero, último día en que se desarrolló una faena en la planta cárnica.
Más recientemente, por un convenio con el gobierno de La Pampa surgió un cronograma de pago desdoblado para los más de cien trabajadores de la planta. Los haberes se liquidarían con la entrega de 4.000 pesos equivalentes en carne y otros 5.000 pesos subsidiados por la Gobernación.
Por estos días, coincide la fecha para la liquidación del ultimo mes, aunque como ya de dijo, el frigorífico continúa paralizado.
Aunque también de habló de la presentación de un procedimiento de crisis, entre las pocas expresiones oficiales es preciso recordar cuando a través de un comunicado oficial, donde FGA dio a conocer que atravesaba dificultades que atribuyó a “la crisis continua que viene azotando a la industria de la carne”, a lo que sumó la caída en las ventas, la imposición de la barrera sanitaria que impide el paso de carne con hueso plano al sur del río Colorado y elevados costos de producción.