Funcionarios se reunieron con vecinos del barrio Las Camelias

El Director de Gobierno, Relaciones Institucionales y Comisiones Vecinales de la Municipalidad de Santa Rosa, Fernando Pina, junto al Director de Planificación y Proyectos, Pablo De Dios Herrero y al subdirector de Planificación y Diagnóstico de DAGSA, Marcelo Furh, mantuvieron el viernes, en el Salón Azul de la comuna santarroseña, una reunión con un grupo de vecinos del barrio Las Camelias, que aún afectados por el anegamiento de sus calles y hogares, solicitaron conocer cuáles son las acciones que está realizando el municipio para atender su situación.
En ese sentido, Pina, desde su rol de coordinador de la Junta Municipal de Defensa Civil, brindó un panorama general de los trabajos que se vienen ejecutando desde las últimas semanas para tratar de bajar el nivel de la Laguna Don Tomás y sacar el agua que aún persiste estancada en distintos sectores de los barrios más afectados por el temporal.
En la oportunidad se compartió con los vecinos, información pormenorizada con planos e imágenes de las obras que se están proyectando en conjunto desde el municipio, para mejorar la derivación de agua de la Laguna hacia el Bajo Giuliani y para ampliar la contención en los cuencos cercanos con el objetivo de evitar nuevos desbordes.
Por su parte, De Dios Herrero explicó que, por un lado el gobierno provincial tiene un proyecto a mediano plazo, incluido dentro del Plan de Obras de Mitigación de la emergencia hídrica de la ciudad, que apunta a acelerar el bombeo de agua que se hace, desde el Cuenco Principal de la Laguna Don Tomás hacia el Bajo Giuliani, en unos 5 centímetros por día. Y por otro lado, desde el Municipio lo que se va a intentar, en cuanto el agua despeje el camino pavimentado que rodea la laguna, es ejecutar un terraplén de protección que evite desbordes hacia los barrios Las Camelias y el Faro.
En cuanto a los plazos para realizar el nuevo terraplenamiento, el Ingeniero precisó que todo depende del tiempo que demore en escurrirse el agua que aún anega la zona. No obstante, estimó que de no mediar nuevas jornadas de lluvia, se podrían comenzar los trabajos en un plazo de entre 10 y 15 días, dependiendo siempre de que el clima acompañe.
Por otro lado, señaló que el pasado jueves estuvo recorriendo el camino perimetral de la laguna, junto a un equipo de trabajo del Área de Obras Públicas y acompañados por el Agrimensor Carlos Migone, con quienes se desarrollaron trabajos de estudio altimétrico, tomando los niveles con la utilización de un GPS, para calcular las dimensiones y el lugar donde ejecutar el nuevo terraplenamiento.