Gran Bretaña negó que Macri y May hayan hablado de soberanía. Malcorra salió a bajar las expectativas

El gobierno británico negó hoy que el presidente Mauricio Macri y la primera ministra de ese país, Theresa May, hayan dialogado sobre “la soberanía” de las Islas Malvinas durante el informal encuentro que ambos mantuvieron en el marco de la Asamblea General de la ONU.
“Nunca se habló del tema de la soberanía de las Islas Malvinas en la breve reunión informal que May y Macri mantuvieron en Nueva York por lo que no pudo haber existido una expresión de gran Bretaña en ese sentido”, afirmó una fuente diplomática del Foreign Office al diario La Nación.
De esta forma, el gobierno del Reino Unido aclaró que May no habló con el presidente argentino de la cuestión Malvinas, luego de que este martes el propio Macri señalara que la primer ministra inglesa estaba “de acuerdo” con iniciar un diálogo por la soberanía del archipiélago.
No obstante, las fuentes de la diplomacia británica remarcaron la predisposición del gobierno argentino en fortalecer la relación bilateral, luego de la firma de la amplia declaración conjunta entre los dos países de la semana pasada.
Fuentes diplomáticas británicas reafirmaron a NA que la posición del Reino Unido sobre Malvinas es inalterable desde la guerra por lo cual es prácticamente imposible que May decida cambiarla durante un encuentro informal con Macri.
El mandatario nacional aseguró este martes en Nueva York que en un encuentro casual durante un almuerzo le dijo a May que estaba “listo para comenzar un diálogo abierto que incluya, por supuesto, el tema de la soberanía sobre las Islas”.
“Me dijo que sí, que habría que empezar a conversar. Son cosas que llevarán años, pero lo importante es que comencemos y ella estuvo de acuerdo”, señaló el jefe de Estado.
Sin embargo, poco después la canciller Susana Malcorra salió a aclarar las expresiones del Presidente y señaló que las alusiones a Malvinas de May fueron “una reacción positiva de cortesía”.
“Soy absolutamente franca: No creo que en ese contexto la primera ministra haya dicho ´sí, suscribo que agendemos esto y que la soberanía sea el primer tema que tratemos´”, recalcó la ministra de Relaciones Exteriores.

Bajar las expectativas.
El gobierno nacional buscó hoy restarle expectativas a los alcances del diálogo con el Reino Unido por Malvinas, aunque el presidente Mauricio Macri reiteró que espera que las conversaciones “incluyan todos los temas”, como la cuestión de la soberanía.
Luego de que este martes el mandatario nacional asegurara que la primera ministra británica, Theresa May, se había expresado a favor de iniciar un diálogo por la soberanía de las Islas, el gobierno salió hoy a bajarle el tono de los dichos del Presidente.
De hecho, para la canciller Susana Malcorra, las afirmaciones de May deben interpretarse como una respuesta de “cortesía” durante el encuentro informal que mantuvieron ella y Macri en el marco de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.
“Soy absolutamente franca: No creo que en ese contexto la primera ministra haya dicho ´sí, suscribo que agendemos esto y que la soberanía sea el primer tema que tratemos´”, subrayó Malcorra en declaraciones a la prensa desde Estados Unidos.
El gobierno británico, en tanto, negó que May y Macri hayan dialogado sobre “la soberanía” de las Islas Malvinas y aseguró que “no pudo haber existido una expresión de Gran Bretaña en ese sentido”, después de haber mantenido una posición inalterable desde la Guerra de 1982.
Al respecto, el jefe de Estado insistió en que la primera ministra inglesa se mostró de acuerdo en iniciar un diálogo sobre las Islas “que incluya todos los temas”.
“Le dije que estoy listo para comenzar un diálogo abierto que incluya, por supuesto, el tema de la soberanía sobre las Islas. Ella me dijo que sí, que habría que empezar a conversar. Son cosas que llevarán años, pero lo importante es que comencemos y ella estuvo de acuerdo”, había manifestado Macri este martes al hablar con periodistas argentinos.
Al referirse a esa cuestión este miércoles en declaraciones radiales desde Nueva York, el Presidente subrayó: “Una mesa de diálogo incluye el diálogo alrededor de la soberanía. ¿Cuál es la mesa de diálogo si está limitada? Hay que tratar todos los temas que ambas partes quieren discutir”.
“Ahora los equipos de ambas cancillería se sentará a fijar fechas”, señaló el jefe de Estado, aunque aclaró que se busca “generar puentes rumbo a una mesa de diálogo permanente y en la cual hay que tener mucha tranquilidad porque estos temas llevan años, hay que manejar las ansiedades”.
Y añadió: “Tenemos que dialogar y desde ese lugar ir llevando la cosa para el lado de que se nos reconozca la soberanía de las Islas. Tenemos que lograr que estas conversaciones comiencen.
Estamos en ese camino”.
Por su parte, Malcorra explicó que las alusiones a Malvinas de May durante el “encuentro informal” con Macri fueron “una reacción positiva de cortesía”.
“Es difícil aclarar al Presidente, porque no estuve en la conversación que tuvo con la primera ministra ni cuando habló con los medios. Lo que estoy tratando de hacer es reflejar el espíritu de la cosa”, indicó.
Al respecto, la jefa de la diplomacia argentina sostuvo: “La primera ministra, cuando Macri volvió a decirle lo que le dijo a (el exprimer ministro británico) David Cameron en enero en Davos, le dijo: ´Bueno, trabajemos, avancemos´. Fue una reacción positiva de cortesía a la noción de que hagamos una agenda” de trabajo bilateral.
Acerca de las repercusiones que tuvieron las declaraciones del líder del PRO, Malcorra consideró que “se generó una sobre reacción a esto que comentó el Presidente como si ya estuviera en la centralidad del diálogo el empezar por las Malvinas y mañana”.
“Estamos, un poco, en una situación casi sin salida en esta cuestión: si no estamos dispuestos a conversar sobre estos temas, que no quiere decir conceder ni ceder nada, nunca vamos a llegar a saber si tenemos posibilidades de cambiar el status quo en el que estamos, que no es positivo desde nuestro punto de vista”, manifestó la ministra de Relaciones Exteriores y Culto.
A la vez, recordó que el reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas “es una responsabilidad constitucional” y remarcó que el comunicado conjunto firmado con el vicecanciller británico, Alan Duncan, fue “una declaración de intenciones”: “No estábamos entregando las Malvinas”, enfatizó.
De hecho, esa declaración conjunta estableció una suerte de relanzamiento de la relación bilateral bajo “el paraguas de soberanía” -es decir que no se discute esa cuestión- que establecieron ambos países al restablecer el vínculo durante el final del gobierno de Raúl Alfonsín y el de Carlos Menem.
Finalmente, Malcorra negó que se hubiera acordado el establecimiento de un vuelo entre el archipiélago y la Ciudad de Buenos Aires a cambio de permitir la exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma marítima circundante.
“Si dio esa impresión, es que no hemos sido lo suficientemente claros en lo que escribimos”, consideró. (NA)

Compartir