Grave denuncia por apremios contra la policía de Guatraché

ALBAÑILES DETENIDOS

Cuatro hombres oriundos de Mendoza radicaron una grave denuncia contra la policía de Guatraché. Aseguran que recibieron todo tipo de maltrato físico y psíquico, desde el domingo a la tarde hasta el lunes que recuperaron la libertad.
Cuatro hombres que trabajaban en un establecimiento rural de la provincia formularon una denuncia penal contra personal policial de la Comisaría de Guatraché por supuestos apremios ilegales registrados entre el domingo y el lunes. La presentación fue realizada ante la Fiscalía de esta ciudad e interviene el fiscal Juan Bautista Méndez.
Los denunciantes, mayores de edad y oriundos de Mendoza, coincidieron en señalar que sufrieron diferentes tipos de maltratos, físicos y psicológicos de parte de los uniformados de esa sede policial.
Una vez radicadas las denuncias en la Fiscalía se dispuso que fueran examinados por la médica forense Marlene Arratea Sánchez, a los fines de constatar las lesiones que presentaban. Así fue que se confirmó que tenían lesiones de carácter leves. Mientras tanto el ministerio Público ya inició una investigación para determinar lo que realmente sucedió.

Hechos.
Los cuatro hombres que hicieron la denuncia se encuentran desde hace algunos días en campos de la Colonia Menonita, en cercanías a Guatraché. Hasta allí llegaron para trabajar como albañiles, por ese motivo viven en unas casillas que hay en esos predios rurales.
Hace unos días se registró un robo en un almacén de la Colonia Menonita, de donde se sustrajo unos dos mil pesos en efectivo, además de un cuchillo. Los delincuentes habrían ingresado previo forzar con una barreta una de las ventanas del local. Unos días después se produjo un hurto en grado de tentativa y las tareas investigativas hechas por la policía habrían sindicado como sospechosos a los hombres mencionados.
En el marco de esas causas se ordenó un allanamiento en los campos y casillas donde se encontraban los presuntos autores. En simultáneo, se procedió al traslado de los mendocinos hacia la comisaría de Guatraché.

Amenazas.
Una vez allí, según aseguran los imputados, empezaron a recibir amenazas para que se hicieran cargo de los hechos registrados en la Colonia Menonita. Además, fueron alojados en dos calabozos, en los cuales recibieron golpes de puño y patadas en diferentes partes del cuerpo.
Asimismo relataron que fueron desnudados, obligados a cometer actos sexuales entre dos de los demorados, pero como se negaron siguieron recibiendo golpes y los hicieron bañar con agua fría. También los tuvieron sin comer y antes de ser liberados los hicieron limpiar los calabozos. Finalmente, cuando estaban por retirarse de la dependencia policial, les dijeron que tomaran el primer micro con destino a Mendoza porque sino los iban a llevar de nuevo, según fuentes consultadas por este diario.

Tindiglia pidió explicaciones.
“En menos de dos años de gestión tenemos dos muertos, una persona en estado vegetativo y decenas de episodios denunciados de lesiones graves y gravísimas contra las personas” dijo el diputado Eduardo Tindiglia al presentar el pedido de informe para que el Ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, de cuentas del accionar policial.
Desde el bloque de Nuevo Encuentro pidieron detalles de lo sucedido los días 1 y 2 de octubre en la Comisaría de Guatraché. El diputado remarcó que quiere saber “si se actuó con orden judicial de detención o se acreditó situación de flagrancia; si se informó a las personas que estaban siendo detenidas, de los motivos por los cuales se las detenían, las autoridades que estaban a cargo del procedimiento y los derechos que les correspondían”.
El legislador suma al pedido de informe saber “quién o quienes estaban a cargo de la Sede Policial en el momento de los hechos y qué medidas se han tomado a efectos de esclarecer los hechos, y si se iniciaron actuaciones administrativas a fin de determinar responsabilidades, como así también la separación preventiva de los agentes involucrados en los hechos”.
Para Tindiglia “se trata de otro caso donde existe una responsabilidad indudable del Estado Provincial que, al mantener privada de la libertad a una o más personas es directamente responsable por sus integridades psicofísicas” además destacó que “en estos 22 meses de gestión del gobierno provincial crece la sucesión de episodios donde ocurren procedimientos policiales ilegales y arbitrarios que violentan los derechos a la libertad”.