Habló el hijo de Jorge López: “Tuvieron miedo ante las evidencias”

El hijo mayor del desaparecido Jorge Julio López culpó hoy a “ex represores” por el caso de su padre, que tuvieron “miedo a quedar presos ante las evidencias” que el albañil reveló en el juicio en que se pedía reclusión perpetua para el ex director de Investigaciones de la Policía Bonaerense de la última dictadura militar, Miguel Etchecolatz.
Rubén López, luego de las marchas de ayer en La Plata y Plaza de Mayo al cumplirse diez años del hecho, dijo no obstante carecer de “pruebas científicas, escritas y concretas para encarcelar, enjuiciar o si quiera acusar” a alguien ante los Tribunales.
El hijo del albañil desaparecido, además, volvió a cargar contra la Justicia al considerar que “la investigación” sobre el episodio “es lamentable”. Argumentó que, recientemente, “la Fiscalía” salió “a decir por los medios” de comunicación “que está pidiendo a las compañías telefónicas de celulares que no borren los registros telefónicos del 18 de septiembre de 2006”, cuando fue visto por última vez el testigo.

“Los identificó”.
“Hoy, a diez años (de la desaparición de mi padre), uno puede evaluar que lo que nosotros, como familia, pensábamos en un principio que le había sucedido, algo físico o psicológico (por su elevada edad), no tiene nada que ver con eso”, enfatizó López en diálogo con radio Continental. Y amplió: “Seguramente, el entorno de Etchecolatz o aquellas personas que mi viejo identificó en el juicio… Mi viejo, junto a montón de testigos, identificó a un montón de (ex) represores. Esos fueron juzgados a lo largo del tiempo por el (complejo de centros clandestinos de detención) Circuito Camps en 2014, o sea que estuvieron todos esos años dando vueltas, caminando entre nosotros, hasta que empezaron estos juicios después de la caída de las leyes de impunidad”, completó.

Compartir