Hallan un ternero “mutilado” en una quinta de Santa Rosa

En un predio ubicado en Bertón y D’Atri, en la zona de quintas entre Santa Rosa y Toay, fue hallado el cuerpo de un ternero con faltantes de órganos y partes del cuero. Lo curioso es la precisión con la que habrían sido hechas las extracciones.
De acuerdo a lo indicado por los dueños de la quinta, el ternero había nacido pocas horas antes pero habría muerto durante la parición. Al día siguiente, cuando intentaron recuperar el cuerpo del animal, notaron que le faltaba la lengua, las orejas y parte de la carretilla. Además tiene dos cortes circulares en el cuero realizados con mucha precisión.
Cada vez que se dan a conocer casos como éste se recuerda la seguidilla de vacas y terneros mutilados que aparecieron a comienzos de la década del 2000 en campos de la zona central del país, sin que hasta el momento se haya planteado una explicación concluyente. Algunos investigadores lo relacionaron en ese momento con la acción de determinadas bacterias, algunos roedores, o hasta aves carroñeras. Otros directamente lo vincularon al fenómeno “ovni”.
En los últimos meses se reportaron nuevamente en varios campos de la provincia vacas y terneros mutilados, siendo el encontrado ayer uno más que se suma a la lista.
Otra particularidad del caso reciente es la ubicación del predio donde fue hallado: una quinta en una zona poblada y de considerable movimiento.