Hay siete detenidos tras la agresión a Macri

Siete personas fueron demoradas para su identificación durante un allanamiento realizado en una vivienda de Villa Traful, encabezado por el fiscal de la provincia, Fernando Rubio, en el marco de la investigación por la agresión que sufrió el presidente Mauricio Macri. El fiscal también dispuso el secuestro de dos automóviles y una moto que se encontraban estacionados en el lugar.
El Ministerio Público Fiscal (MPF) confirmó que “por pedido del fiscal jefe Fernando Rubio, una vivienda de Villa Traful fue allanada este miércoles al mediodía, en el contexto de la investigación iniciada luego de que un grupo de personas lanzara piedras contra el vehículo en el que viajaba el presidente de la Nación Mauricio Macri en la localidad cordillerana”.
Precisó que “durante el procedimiento, cuatro mujeres y tres hombres fueron encontrados en el interior de la vivienda. Todos fueron trasladados hacia la ciudad de San Martín de los Andes para ser formalmente identificados. En el lugar, también se secuestraron dos autos y una moto”.
La medida fue autorizada por el juez de garantías, Mariano Etcheto, a instancias del pedido del representante del Ministerio Público Fiscal de Neuquén.
Desde la Fiscalía también se entrevistó a distintas personas que estuvieron en el lugar del hecho.
El MPF destacó que “la investigación se inició luego de que un grupo de personas lanzara piedras contra la camioneta en la que se movilizaba el presidente de la Nación. El mandatario iba hacia el acto de inauguración del Centro de interpretación e información turística de Villa Traful. Como consecuencia, algunos vidrios del rodado resultaron dañados”.
Aclaró que con relación a la competencia sobre la investigación, el fiscal general José Ignacio Gerez expresó: “No es momento de discutir la misma, sino de actuar rápidamente para recolectar las evidencias necesarias y poder esclarecer la agresión”.
El presidente de la Comisión de Fomento de Villa Traful, Nicolás Lagos, la máxima autoridad comunal del poblado neuquino, dijo a Télam que al auto que trasladaba al mandatario -propiedad de la comuna- “le rompieron la luneta”.
Lagos explicó que hoy en día hay 1.200 habitantes en esa localidad neuquina, y que había unos 500 esperando al presidente, porque en 80 años de vida del pueblo, “nunca la visitó un presidente ni un ministro” de la Nación. Agregó que unos 400 metros antes de llegar al lugar del acto escucharon bombas de estruendo. Según se supo después, era un acto organizado por ATE provincial.
“El grupo que no es del pueblo, eran unas diez personas” explicó Lagos, y aclaró que cuando Macri llegó al acto no sabían muy bien qué había pasado, y tuvieron la información después, a través de la Policía local.
El jefe comunal, perteneciente al Movimiento Popular Neuquino (MPN), afirmó también que “hay demoradas hasta el momento a siete personas, a la espera de que el Fiscal General de la provincia los interrogue”.
Según el jefe comunal, dos de esas personas fueron detenidas en la ruta durante los incidentes, y el resto en un allanamiento en una cabaña de la ciudad.
Lagos, que asumió su cargo en 2011, agregó que en la camioneta sólo viajaban el presidente y su custodia, porque las autoridades locales aguardaban en el lugar del acto.
“Los incidentes no fueron tan grandes, fue un sólo piedrazo desde atrás que le rompió la luneta trasera a la camioneta, y cuando se escucharon ruidos lo que nosotros vimos fue que la Policía iba rápidamente a ese lugar”, señaló Lagos, que sostuvo que enseguida llegó Macri y el acto se desenvolvió con normalidad.
Consultado sobre los autores de la agresión, Lagos explicó que los representantes de ATE Traful estaban junto con él esperando al presidente, pero no quiso confirmar ni negar que los demorados pertenezcan a ATE provincial.