“Establecimos políticas para convertir a La Pampa en una provincia hidrocarburífera”

El gobernador, Carlos Verna, se reunió con autoridades de Pampetrol, quienes le informaron acerca de la situación en las distintas áreas de la provincia en las que se llevan a cabo tareas vinculadas con la extracción de petróleo y la marcha del convenio firmado recientemente con Petroquímica Comodoro Rivadavia (PCR) para hacerse cargo del 20 por ciento de la producción de crudo de la zona Medanito Sur.
El presidente del directorio, Daniel Oscar Grundnig, el vice Raúl Almirall y el síndico titular, Juan Carlos García, fueron quienes visitaron al gobernador en su despacho. “Para informarle de la situación de las áreas, la explotación del nuevo desarrollo en Medanito sudeste, el plan de mantenimiento de Medanito PCR y cómo estamos trabajando sobre el convenio del 20 por ciento con PCR, la metodología de trabajo y como trabaja nuestro equipo técnico en el área”, contó Grundnig al término de la reunión.
El directivo anunció también que, como otra de las acciones previstas por la firma en la provincia, “en Rinconada estamos próximos a entrar a trabajar con los equipo de pulling –la limpieza de los pozos para hacer más eficiente la extracción- sobre dos pozos”.

Tarifas.
Grundig destacó que en estos meses de gestión “conformamos un grupo de trabajo interesante no sólo en lo operativo sino también en lo directivo. Establecimos, bajo las directivas del gobernador, políticas de estado para el desarrollo de una política hidrocarburífera interesante para convertir a La Pampa en una provincia hidrocarburífera. Vamos por un muy buen camino”. Aclaró, en función de una publicación que apareció en medios locales sobre el incremento de la recaudación de la provincia por el aumento del gas, que el mismo tiene que ver no con “los cambios de valores en el cuadro tarifario, sino en el tipo de cambio” esto es el valor del dólar, la moneda en la que se paga y que pasó de 8 a 15 pesos.
Incluso se mostró contrario al aumento en la tarifa del gas como fue aplicado. “Hay medidas que se deben evaluar no sólo con la cabeza sino también con el corazón, es decir sabiendo las consecuencias. No se pueden tomar sólo desde un escritorio porque llegan a gente que recibe haberes que por ahí no pueden soportar los incrementos. Entonces no se comprenden. Deben ser graduales, no todos son atendidos por tarifas sociales. No estoy de acuerdo con la aplicación en forma indiscriminada”, puntualizó.
En el mismo sentido, afirmó que “la situación no es la misma en las provincias. No es lo mismo La Pampa que Santiago del Estero o Tucumán. Los cuadros tarifarios deben ser distintos, no es lo mismo: acá el gas se prende en abril y se apaga en octubre, y no es lo mismo en Tucumán o en Tierra del Fuego”, graficó.

Compartir