Hemoterapia en General Acha

Personal técnico proveniente de Mar del Plata se estableció en el centro asistencial Padre Angel Buodo para trabajar en la inspección y puesta a punto del equipamiento del área de hemodiálisis, que se instaló hace casi una década en dicho nosocomio, sin prestar el servicio en forma específica.
La novedad fue conocida ayer por esta corresponsalía, por lo que concurrió a citado centro de salud a los fines de recabar la información, que fue confirmada en forma parcial, dado que la delegación técnica recién comenzaba a desplegar el trabajo.
Se conoció así que desde la firma Grupo FG Ingeniería de Mar del Plata llegó a General Acha un plantel de profesionales que se encargará de revisar por una parte el estado del equipamiento, como asimismo el espacio físico e instalaciones que fueron acondicionados hace casi una década en el sector que da hacia el extremo interior del edificio en dirección al cardinal oriental del predio, muy cercano al acceso principal de General Acha.

Equipamiento.
En un breve contacto con miembros de la delegación visitante, sus integrantes coincidieron en calificar las características de los denominados casi familiarmente como “riñón artificial”, destinados a cumplir con la función del tratamiento por hemodiálisis. En ese sentido, también se pudo conocer que el hospital Padre Angel Buodo cuenta en su equipamiento para hemodiálisis cinco equipos de alta tecnología.
Cuatro de ellos funcionarán en un recinto preestablecido, mientras que el restante quedará ubicado en una sala para servicios especiales, para el hipotético caso de que entre los pacientes que se asistan haya alguno que presente una patología que pueda complicar a los restantes enfermos.

Compartir