Hermanas piden justicia

“Queremos saber la verdad”. Casi cinco meses después de la muerte de sus padres, las hermanas Kloster, nacidas en la Colonia Santa María, se reunieron en Santa Rosa para dar una conferencia de prensa, dar a conocer su historia y exigirle a la Justicia que actúe.
El caso es así: el lunes 4 de mayo a las 9.35 de la mañana, Teresa Storm y su marido Nicodemo Kloster iban camino a su campo para alimentar a los animales cuando un auto los chocó de atrás. La pareja transitaba por la 35 (entre el kilómetro 232 y 233) a bordo de una Ford F100 que llevaba enganchado un carro porta rollos. El auto que los colisionó de atrás era un Citroen C4 que manejaba Carlos Orestes Caprin, un visitador médico de 57 años oriundo de la ciudad de Punta Alta, provincia de Buenos Aires. Storm y Kloster fallecieron en el acto. Caprin resultó ileso y a las 13.30 del mismo día, la policía lo liberó.

El responsable.
“La justicia tardó tres meses en formalizar la audiencia por este caso. Afortunadamente a Caprin se le retuvo la licencia de conducir y está inhabilitado de hacerlo hasta la finalización del proceso. Celebramos esto último. El señor Caprin es el responsable de lo que le pasó a mis papás”, dijo Evangelina Kloster, la hermana que encabezó la conferencia en la Fundación Estrellas Amarillas. Las mujeres -cuatro de las cinco hijas del matrimonio- estuvieron acompañadas por Silvia González, presidenta de las EA y otras integrantes de la fundación.
Ahora el caso está en manos del fiscal Juan Bautista Méndez, en tanto que los abogados querellantes particulares designados por las hermanas son Javier Cervellini.

Un día soleado.
Días después de la tragedia, las hermanas fueron hasta el lugar en donde ocurrió el siniestro y advirtieron que ese tramo de la ruta, 40 kilómetros en total, estaba en reparación y que incluso había carteles indicadores que indican que la velocidad máxima es de 60 kilómetros.
“El día del accidente era soleado, no había neblina ni nada que pudiera obstaculizar la visión. En ese tramo de la 35 no hay subidas ni bajadas. La camioneta de mis viejos era vieja pero estaba en perfectas condiciones. Tenía luces, frenos, todo como corresponde”, relató Evangelina, que desde la muerte de sus padres no pudo volver a manejar.
“Entendemos que por el impacto Caprin debe haber venido muy por encima de la velocidad permitida, incluso a más de 110 kilómetros por hora. La camioneta de mis viejos es dura y quedó destrozada. El es visitador médico y conoce perfectamente el estado de la ruta”, agregó.
“Queremos que esto sirva de ejemplo. Que la gente sepa que si sale con el auto y le hace daño a otro persona tiene que pagar”, cerró otra de las hermanas.

Un centro de asistencia
Silvia González, presidenta de EA, aprovechó la conferencia de prensa de las hermanas Kloster para señalar que la demora en la formalización de la causa tiene que ver con un “colapso” en la Justicia que no puede dar respuestas a todos las víctimas viales en el corto plazo.
“Tenemos 55 muertos, por eso tardaron más de 3 meses en formalizar la causa por este caso. Pero además de eso, me preocupa que ninguno de los familiares de las víctimas viales ha recibido asistencia y contención en los primeros momentos después de la tragedia”, dijo González.
“Desde la Fundación Estrellas Amarillas estamos armando un centro de atención a las víctimas porque entendemos que son momentos muy importantes y, ante la falta de atención del Estado, alguien tiene que cubrir ese espacio. Por eso le pedimos a los policías y profesionales de la salud que tengan contacto con personas que hayan pasado por una situación traumática, que nos contacten así podemos darles una mano”, agregó.

Tragedias múltiples
Los registros que lleva este diario indican que hasta esta altura del año las víctimas fatales por siniestros viales en la provincia ya suman 52. La Fundación Estrellas Amarillas, sin embargo, sostiene que son 55. Un dato más que puede ilustrar la lamentable estadística: desde el primero de enero hasta el día de hoy hubo 11 tragedias viales con múltiples víctimas fatales en distintos puntos de la provincia, hechos en donde murieron dos o más personas.