Hoy arreglan el caño troncal de agua potable de Raúl B. Díaz y Pilcomayo

La reparación del caño troncal de agua potable que se rompió el miércoles por la tarde en Raúl B. Díaz y Pilcomayo comenzará esta mañana, aseguraron ayer fuentes municipales. La comuna informó anteayer que, producto del hundimiento del pavimento en ese cruce -a metros del hospital Lucio Molas-, se había roto un caño de asbesto cemento de 225 milímetros que formaba parte del Centro de Abastecimiento Norte (CAN).
Durante la jornada de la víspera, personal de la Dirección de Agua y Saneamiento (Dagsa) mermó la presión en esa cañería para evitar una rotura mayor. La reparación se realizará recién a partir de esta mañana. ¿Por qué? Desde la comuna explicaron anoche que necesitaban deprimir la napa en el lugar, algo que harían con una bomba que recién iba a estar disponible en las primeras horas de hoy. Ese equipo, explicaron, estuvo ayer afectado a deprimir la napa en un sector de la calle Posta de Yatasto.

Sin corte.
“Calculan que para las últimas horas del viernes (hoy) o primeras del sábado (mañana) se va a restablecer el servicio con la presión normal”, explicaron las fuentes de la comuna. A su vez, aseguraron que no se recibieron reclamos por falta de agua, situación que atribuyeron a que el flujo de agua por esa cañería troncal fue disminuido pero no estuvo cortado y a que la jornada fue fría y con algo de lluvia por la mañana (NdR: cayeron 2.3 milímetros según el reporte del Servicio Meteorológico Nacional).
El miércoles por la tarde, el municipio había advertido que podían producirse cortes del tránsito en esa zona por las tareas de reparación. Además, habían anticipado que gran parte de la ciudad iba a sufrir una merma importante en la presión de la red de agua potable.
Anoche, la esquina de Raúl B. Díaz y Pilcomayo estaba transitable. En el sector de la pérdida de agua potable, se había reforzado el vallado. La calzada estaba mojada producto del agua que brotaba desde abajo del pavimento.