Hoy domingo todavía puede ver el acercamiento de Júpiter y Venus

Ayer sábado, Júpiter y Venus ocuparon una posición aparente en el cielo tan cercana que parecieron fusionarse en un solo “lucero”. Las redes sociales inmortalizaron el momento como el “beso de Júpiter y Venus”.
Sucede que este tipo de conjunciones donde los planetas se “aproximan” tanto  son muy raras.  No ocurría en nuestros cielos desde los tiempos de la Batalla de Maipú, en 1818. Y habrá que esperar hasta 2065 para ver la próxima.
Al estar tan juntos en el cielo muchos observadores los confundían con uno solo, mientras que otros alcanzaban a identificar un “doble lucero”. También estuvieron los extrañados por lo inusual del hecho y creyeron estar ante la presencia de un OVNI.

HOY TODAVIA PUEDE VERSE
Los observadores que ayer no pudieron presenciar el espectáculo celeste, hoy domingo tendrán una segunda oportunidad ya que Venus y Júpiter se habrán separado algo, pero seguirán estando muy juntos, apenas distantes un grado en el cielo, en la constelación de Virgo.
Solo habrá que mirar al Oeste, alrededor de las 19 horas para ubicar el “doble Lucero”. Venus será el más brillante. Con un poco de pericia y la ayuda de la carta celeste de este artículo podrá ubicar también a Mercurio,  más arriba y a la izquierda.
Con la ayuda de prismáticos pueden distinguirse las lunas de Júpiter.
El sitio Spaceweather publicó una de las postales tal vez más espectaculares,  tomada por el reconocido astrofotógrafo Yuri Beletsky , muestra a los dos planetas fusionarse ayer sobre el desierto de Atacama.

Yuri-Beletsky-venus-jupiterJUPITER EL GIGANTE
Júpiter es el planeta con mayor masa del Sistema Solar: equivale a unas 2,48 veces la suma de las masas de todos los demás planetas juntos. A pesar de ello, no es el planeta más masivo que se conoce: más de un centenar de planetas extrasolares que han sido descubiertos tienen masas similares o superiores a la de Júpiter. Júpiter también posee la velocidad de rotación más rápida de los planetas del Sistema Solar: gira en poco menos de 10 horas sobre su eje. Esta velocidad de rotación se deduce a partir de las medidas del campo magnético del planeta. La atmósfera se encuentra dividida en regiones con fuertes vientos zonales con periodos de rotación que van desde las 9h 50m 30s, en la zona ecuatorial, a las 9h 55m 40s en el resto del planeta.
El planeta es conocido por una enorme formación meteorológica, la Gran Mancha Roja, fácilmente visible por astrónomos aficionados dado su gran tamaño, superior al de la Tierra. Su atmósfera está permanentemente cubierta de nubes que permiten trazar la dinámica atmosférica y muestran un alto grado de turbulencia.
Tomando como referencia la distancia al Sol, Júpiter es el quinto planeta del Sistema Solar. Su órbita se sitúa aproximadamente a 5 UA, unos 750 millones de kilómetros del Sol.
VENUS, UN INFIERNO
Venus es el segundo planeta del sistema solar en orden de distancia desde el Sol, y el tercero en cuanto a tamaño, de menor a mayor. Al igual que Mercurio, carece de satélites naturales. Recibe su nombre en honor a Venus, la diosa romana del amor. Se trata de un planeta de tipo rocoso y terrestre, llamado con frecuencia el planeta hermano de la Tierra, ya que ambos son similares en cuanto a tamaño, masa y composición, aunque totalmente diferentes en cuestiones térmicas y atmosféricas. La órbita de Venus es una elipse con una excentricidad de menos del 1 %, formando la órbita más circular de las de todos los planetas; apenas supera la de Neptuno. Su presión atmosférica es 90 veces superior a la terrestre; es, por tanto, la mayor presión atmosférica de las de todos los planetas rocosos del sistema solar.
A pesar de estar situado más lejos del Sol que Mercurio, Venus posee la atmósfera más caliente, pues esta atrapa mucho más calor del Sol, debido a que está compuesta principalmente por gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono.
Al encontrarse Venus más cercano al Sol que la Tierra (es un planeta interior), siempre se puede encontrar en las inmediaciones del Sol (su mayor elongación es de 47,8°), por lo que desde la Tierra se puede ver solo durante unas pocas horas antes del orto (salida del Sol), en unos determinados meses del año, o también durante unas pocas horas después del ocaso (puesta del Sol), en el resto del año. A pesar de ello, cuando Venus es más brillante, puede ser visto durante el día, siendo uno de los tres únicos cuerpos celestes que pueden ser vistos de día a simple vista, además de la Luna y el Sol. Venus es normalmente conocido como la estrella de la mañana (Lucero del alba) o la estrella de la tarde (Lucero vespertino), y, cuando es visible en el cielo nocturno, es el segundo objeto más brillante del firmamento, tras la Luna. Por este motivo, Venus debió ser ya conocido desde los tiempos prehistóricos.