Iba a trabajar y fue golpeado por policías que lo fracturaron

BRUTALIDAD POLICIAL

Un joven de 26 años fue golpeado por dos efectivos de la policía que se trasladaban en un auto sin identificación oficial y lo abordaron en plena calle en horas de la madrugada, cuando esperaba a un compañero para ir a su trabajo. Fue llevado a una comisaría local sin motivos y la justicia formalizó la acusación contra los policías por lesiones graves.
El hecho ocurrió el jueves a las 3.30 de la madrugada sobre la calle Pampa casi avenida Belgrano de Santa Rosa, cuando Maximiliano Alexis Pajón esperaba en la vereda a un amigo que debía pasar a buscarlo para ir a trabajar al frigorífico y fue interceptado por dos policías sin identificación.
En principio, los efectivos -que fueron identificados como subcomisario Pozo y sargento Muller- se dirigían en un auto que no estaba identificado con la seccional a la que corresponde, por lo que cuando lo abordaron, el joven pensó que le querían robar su teléfono celular, ya que estaba solo. Sin embargo, los efectivos lo abordaron directamente para detenerlo y para reducirlo. Lo golpearon, provocándole distintas lesiones en su rostro.
La víctima, que fue trasladada luego a la Seccional Primera para notificarlo por resistencia a la autoridad después de haber sido golpeado, sufrió lesiones de consideración que fueron constatadas en el hospital Lucio Molas y también por el médico forense. “Tiene la nariz quebrada y el tabique desplazado”, afirmaron fuentes judiciales a LA ARENA.
El hecho que sufrió el joven santarroseño es uno más de los tantos que fueron denunciados contra el accionar policial, desde la asunción del ministro de Seguridad, Juan Carlos Tierno, quien incluso tuvo que afrontar una interpelación por la muerte del cazador Santiago Garialdi a manos de la policía.
También se conoció el pronunciamiento de diversas organizaciones policías y sociales como el Desayunador de Villa Germinal que denunció en reiteradas ocasiones los abusos de los que son víctimas niños y adolescentes a manos de efectivos policiales que los apremian, los hostigan y los detienen sin causas, como sucedió en este caso.

La causa.
Los policías fueron acusados ayer formalmente por el delito de apremios ilegales durante una audiencia realizada en la Sala 2 de la Ciudad Judicial de esta capital y encabezada por el juez de Control, Gabriel Lauce Tedin. La causa fue impulsada rápidamente por el fiscal Máximo Paulucci. Participaron también el defensor oficial es Marcelo Piazza y el querellante Mariano Alomar.
“La investigación se formalizó por lesiones agravadas cometidas por un funcionario público. Por ahora, queda ver la evolución de las lesiones, para ver si son leves o graves”, indicaron desde tribunales. En la audiencia, la fiscalía sostuvo que el joven no cometía ningún delito -como sospecharon los policías, según dijeron- y simplemente esperaba para ir a su trabajo.
El juez Tedin impuso a los policías una orden de restricción de acercamiento sobre Pajón y dispuso el secuestro de toda documentación relacionada con la causa que se pueda hallar en la Seccional Primera de la Policía. Además, se producirán diversas pruebas, como la apertura de celulares.