Importación de carne de Brasil: “Pone en riesgo a la ganadería argentina”

El ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, se refirió a la situación que se establece a partir de la importación de carne desde Brasil. “Esta apertura pone en riesgo a toda la ganadería argentina y mucho más los resultados económicos de las empresas o productores ganaderos, como así también de toda la cadena de valor”, expresó el ministro, agregando que se enteró ayer de la novedad por los medios. “Esto nos preocupa mucho dado que ha sido una medida inconsulta con las provincias ganaderas del país”, sostuvo.
En este sentido, sostuvo que “una postura tan abierta a la importación de carne pone en riesgo la recuperación de nuestro stock ganadero, que fue diezmado por la sequía años atrás y que hoy se está viendo en una franca recuperación. El hecho de abrir los mercados de esta forma significa atentar contra el entusiasmo, el esfuerzo y la inversión que vienen haciendo los productores para recuperar su ganadería”.
Moralejo expresó no entender esta posición “y mucho menos que sea con Brasil, con quien tenemos una balanza comercial negativa de alrededor de un 70%”. Por ello dijo que “no hemos tenido comunicaciones oficiales, supongo que esto tendrá alguna explicación”.
En relación a la continuidad de este accionar, el titular de Producción de La Pampa manifestó que enviarán la semana próxima una nota al ministro de Agroindustria. “Viendo si se puede retrotraer esta medida y también queremos ver cual es la reacción de la dirigencia agropecuaria, a la cual vamos a estar apoyando. En el caso de que no se dé marcha atrás con esta medida, buscaremos que se trate de un cupo que no llegue a comprometer el desarrollo de esta actividad”, informó Moralejo, reiterando el acompañamiento a los sectores y a las organizaciones de los productores, “porque consideramos que afecta la economía de la empresa ganadera, como así también al desarrollo de la ganadería nacional y en particular la pampeana”.
A partir de que se trata del sector que genera mayor cantidad de trabajo a nivel de las actividades agropecuarias como son las producciones animales, esta medida -según recordó el ministro- es similar a lo que pasó con la introducción de carne de cerdo desde Estados Unidos.
Finalmente, y sobre un punto que podrá afectar a la producción de la provincia como el precio que van a obtener, Moralejo dijo que “al haber una mayor oferta y tener que competir con carne de menor calidad y de menor precio, la industria dejará de comprar carne a la producción nacional”. A ello sumó que “tampoco vemos una política de exportación fuerte de carne, que pueda compensar los ingresos que puedan estar llegando”. En esta oportunidad, el titular de la cartera de Producción estuvo acompañado del subsecretario de Asuntos Agrarios, Alexis Benini.