Inicia juicio internacional contra Monsanto, acusada de ‘ecocidio’

Víctimas, ambientalistas, médicos y técnicos de todo el mundo brindarán durante este fin de semana su testimonio en el “Tribunal Internacional Monsanto”, una iniciativa inédita en la que participan más de mil organizaciones en la localidad de La Haya, en los Países Bajos, para reunir la prueba sanitaria y jurídica que sirva para incorporar la figura de ‘ecocidio’ a los delitos juzgados por Corte Penal Internacional de La Haya.
De esa manera, se busca poder juzgar a la mayor productora de agroquímicos del mundo por su responsabilidad en éste y otros delitos de lesa humanidad.
“El Tribunal Internacional Monsanto es un tribunal promovido desde la sociedad civil se realiza en La Haya porque emula los mecanismos que tiene la Corte Penal Internacional de la Haya, y aunque no es un proceso que se da en ese tribunal oficial, lo que busca es que se incorpore el delito de ecocidio en el Estatuto de Roma, que es el que rige a esa corte internacional”, explicó en forma telefónica a Télam la magistrada argentina Eleonora Lamm, una de las cinco jueces que participarán el proceso.
Y continuó: “Entonces, el objetivo de este proceso de que participan más de mil organizaciones es que el dictamen al que arribemos, luego de escuchar los testimonios y evaluar la prueba, tenga peso suficiente como para modificar el Estatuto de Roma, es decir, intentaremos promover un cambio legal”.
En el mismo sentido, el argentino Damián Verzeñassi -único médico que dará su testimonio en representación de Latinoamérica- sostuvo que “el principal objetivo de este proceso es que se pueda dar entidad jurídica a la figura de ‘ecocidio'”.
En comunicación telefónica, Verzeñassi sostuvo que “también será importante escuchar la voz de todas las víctimas de este modelo extractivista e industrial veneno-dependiente, y que desde este lugar emblemático como es La Haya sus voces cobren más dimensión y se repliquen mucho más fuerte a nivel internacional”.
El Tribunal Internacional Monsanto es una iniciativa organizaciones y referentes de más de mil organizaciones de todo el mundo entre los que se encuentran la filosofa y escritora india Vandana Shiva, la periodista y escritora francesa Marie-Monique Robin -realizadora del documental ‘El mundo según Monsanto’-, el biólogo francés Gilles Eric Séralini, entre otras personalidades internacionales.
El objetivo es que durante las audiencias, que se realizarán entre el 15 y el 16 en el Instituto de Estudios Sociales (ISS) de La Haya, cinco jueces internacionales -entre los que se encuentra Lamm- emitan un dictamen consultivo emulando los procedimientos de la Corte Penal Internacional de Justicia.
Desde el Comité Organizador acusan a Monsanto de producir y comercializar productos como el PCB (policlorobifenilos), que afectan la fertilidad humana y animal; el 2,4,5-T, uno de los componentes del Agente Naranja que causa malformaciones congénitas; el “Lasso” un herbicida prohibido en Europa; y el famoso glifosato Roundup, “el herbicida más utilizado en el mundo y causante de uno de los mayores escándalos sanitario y medioambiental de la historia moderna”.
El dictamen de los jueces del Tribunal Internacional Monsanto girará en torno a si empresa vulneró cuatro derechos (entorno seguro, limpio, saludable y sostenible; alimentación; salud; libertad de investigación científica) conforme a distintos artículos del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y a la Convención de Derechos del Niño.
Además, deberán también expedirse sobre si la empresa fue cómplice de un crimen de guerra (por haber proporcionado materiales al ejército norteamericano en el la guerra de Vietnam) y, finalmente si las actividades de Monsanto “podrían reunir los elementos constitutivos del delito de ecocidio, en el sentido de que dañan gravemente o destruyen el medio ambiente, hasta el punto de alterar de forma significativa y duradera el patrimonio mundial”.
“Si los jueces encuentran a Monsanto responsable de un ecocidio va a dar un impulso muy importante a los movimientos sociales y a las víctimas que en todo el mundo están reclamando que tengan en cuenta sus derechos para poder iniciar acciones jurídicas locales y también internacionales”, describió el médico rosarino.
Verzeñassi fue convocado por el comité organizador del tribunal por su tarea al frente de los relevamientos del estado socio-sanitario de los pueblos que están “en medio de las zonas de producción de transgénicos resistentes a venenos” que lleva adelante la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Rosario.
“Lo que hemos podido demostrar -explicó- es que a partir del cambio en la forma de producción hacia esta veneno-dependiente han aparecido muchos problemas de salud que antes no estaban y que cada vez son más frecuentes” como aumento de cáncer, enfermedades respiratorias, abortos espontáneos, entre otros.
El último relevamiento coordinado por Verzeñassi fue en 2015 en la localidad de San Salvador (Entre Ríos) y arrojó que “entre 2000 y 2014, en 80 de los hogares visitados se refirieron 84 casos de cáncer diagnósticados, de los cuales el 46,4 por ciento se habían dado en los últimos cinco años”.
Paralelo al Tribunal Internacional Monsanto, desde mañana y hasta el domingo se desarrollará en La Haya también la Asamblea Popular donde referentes de todo el mundo “podrán discutir las diferentes estrategias para contrarrestar los problemas causados por la agricultura industrial”.
Todo el proceso podrá seguirse en vivo desde la página http://monsantotribunal.org/.
(Télam)

Compartir