Inquilinos: “Alquilar es una misión imposible”

César Gatica, del Movimiento de Inquilinos Pampeanos, dijo a través de un comunicado de prensa que para muchas personas hoy es una “misión imposible” alquilar una casa o un departamento debido no solo a los altos costos sino que además no permiten niños.
“Alquilar un departamento o casa por inmobiliaria en estos días parece una misión imposible. Al costo del primer mes que incluye depósito y el famoso e ilegal mes de comisión-según Ley Provincial 861, Artículo 94-se suma un factor: un alto porcentaje de inmobiliarias y propietarios que no aceptan niños”, sostuvo. Y ejemplificó: “A través de la página de nuestro Movimiento de Inquilinos, Eliana una inquilina de Santa Rosa que busca alquiler hace tres meses manifestó: yo tengo un hijo de cuatro años. En el tiempo que no trabajo me pongo a buscar alquileres y siempre tengo la misma respuesta: ‘Con niños, no’. Necesitamos un lugar donde vivir y pagando como corresponde”.

Enojo.
El enojo de la gente se puede observar en algunos grupos creados en Facebook ” Alquileres Santa Rosa” o “Alquileres General Pico”, que funcionan como clasificados, se convirtieron en el lugar predilecto para manifestar el malestar por aquellas personas que quieren alquilar una casa o departamento, pero que se encuentran con la traba de que no aceptan niños, afirmó Gatica.
En las redes sociales, se pueden encontrar relatos como “yo tengo dos nenas y mi marido paga hasta 8000 pesos por un alquiler. A todos los lados que fui no aceptan hijos, son de lo peor”. También están los que se preguntan “¿Esa gente no tienen hijos o nietos? Dios mío qué mal. No hay que alquilarles a la gente así que no quieren a los niños o a las mascotas”.
Luego aquellos que plantean las dos posiciones: “Particularmente estuve de los dos lados: como propietaria y como inquilina por lo que pienso que donde uno vive debe ser cuidado y respetado, pero no comparto el tema de las condiciones impuestas me parece disparatado. No deseo a nadie la desesperación e impotencia que uno siente al no encontrar un techo para vivir con su familia”.