Intendentes bonaerenses cuestionaron el accionar “autoritario” de La Pampa

Un grupo de intendentes del noroeste de la provincia de Buenos Aires, donde las inundaciones viene afectado desde hace algún tiempo firmaron un duro documento respecto del accionar del gobierno de La Pampa.
“Los intendentes expresamos nuestro rechazo a todo accionar autoritario, intimidatorio y violento relacionado con la problemática hídrica existente en nuestra región y en especial nos oponemos a la posición que ha tomado el gobierno de La Pampa desde fines del año 2015”, se afirma en el comunicado.
El texto lleva la firma de los intendentes de Trenque Lauquen, Pellegrini, Carlos Tejedor, General Villegas y Rivadavia.
En el marco de un nuevo encuentro de Regionalización que se llevó a cabo este lunes en General Villegas, donde se abordaron varios temas de la zona, entre ellos el de la situación hídrica, cinco intendentes del noroeste firmaron un acta donde critican el accionar del gobierno de La Pampa y le exigen al gobernador Carlos Verna que respete los acuerdos interjurisdiccionales.
El documento, que lleva la rúbrica de los intendentes Miguel Fernández (Trenque Lauquen), Guillermo Pacheco (Pellegrini), Raúl Sala (Carlos Tejedor), Eduardo Campana (General Villegas) y Javier Reynoso (Rivadavia), se da luego del episodio que protagonizara este último cuando autoridades y efectivos policiales de La Pampa intentaron impedirle el paso, en territorio bonaerense, de un camión que llevaba un tubo para colocar en la zona de la localidad de González Moreno.
“Los intendentes expresamos nuestro rechazo a todo accionar autoritario, intimidatorio y violento relacionado con la problemática hídrica existente en nuestra región y en especial nos oponemos a la posición que ha tomado el Gobierno de La Pampa desde fines del año 2015”, se afirma en el comunicado.
Y agregó: “Apostamos, como lo hace el gobierno de nuestra Provincia, al diálogo y al acuerdo, y no aceptamos que se sigan realizando canales nuevos o mayores pasos artificiales de agua hacia Buenos Aires sin acuerdos interjurisdiccionales y un estricto control de las autoridades responsables”.
“Es ilógico que una Provincia llana como la de Buenos Aires reciba agua derivada de provincias limítrofes, que de manera no coordinara realizaron obras conduciendo los escurrimientos fuera de los cauces naturales”, completa el texto.

Otro conflicto.
Este no es el primer conflicto que se genera con el gobierno de La Pampa, sino que a principios de 2016 la policía de esa provincia reprimió con balas de goma a un grupo de vecinos de Villa Sauze y Sansinena que intentaban evitar que se realicen obras en canales del Meridiano, las cuales podían traer mayores problemas para el oeste bonaerense.
“Reivindicamos el funcionamiento del Comité Interjurisdiccional para el tratamiento de la problemática hídrica que se ha conformado en el ámbito del Ministerio del Interior de la Nación y defendemos junto al gobierno de la Provincia de Buenos Aires la protección de nuestros territorios, a la vez que solicitamos que de ser necesario el uso de las fuerzas de seguridad, sean exclusivamente las de órbita nacional”, concluyó el documento.

FOTO: GENTILEZA LETRA P (PERIODISMO POLITICO)