Italia ya vota en un referéndum clave para el primer ministro Renzi

Casi 50 millones de italianos votan desde las 7 de hoy (3 de Argentina) en el referéndum no obligatorio para decidir la aprobación o no de la reforma constitucional impulsada por el primer ministro de Italia, Matteo Renzi, en busca de reducir los costos de la política y dar agilidad y estabilidad al gobierno.
Al mediodía hora local, un 19% del padrón ya había votado en este referéndum, según el Ministerio del Interior, una elección que también podría significar un plebiscito sobre la gestión del mandatario, quien podría renunciar en caso de un rechazo popular a las reformas que propuso.
Uno de los que votó temprano fue Renzi, quien lo hizo apenas pasadas las 11 en la escuela De amicis en Pontassieve, Florencia, acompañado por su esposa Agnese.
Por la noche, el primer ministro esperará los resultados en Roma junto a su gabinete.
En total, 46.714.950 ciudadanos están habilitados hoy a votar en 61.551 secciones electorales hasta las 23 locales (19 de Argentina) para decidir sobre una reforma que, entre otros puntos, plantea una sustancial reducción de la cantidad de miembros del Senado y modifica el mapa administrativo de Italia.
Además de los residentes en Italia, estuvieron habilitados para votar casi 4 millones de italianos desde el exterior, que sufragaron por sobre a cada una de las 195 sedes habilitadas fuera del país y cuyos votos serán escrutados esta madrugada junto al resto.
Entre los votantes en el exterior, había habilitados casi 650.000 en Argentina, de los que según las primeras estimaciones había sufragado casi un 25%.

Cambios.
La reforma propone la reducción de los miembros del Senado de 315 a 100, la elección semi directa de sus miembros y la disminución de sus funciones legislativas, con el anunciado objetivo de generar un ahorro de 500 millones de euros al año y dar agilidad y estabilidad a un país que tiene un tiempo medio de sanción de leyes de 30 meses y que ha tenido 63 gobiernos desde la fundación de la República, hace 70 años.
Además, plantea la eliminación del órgano consultor Cnel, una reconfiguración del mapa administrativo del país, con la supresión de las provincias, mayores facultades al gobierno central y nuevos mecanismos que se introducen en materia de democracia directa. (Télam)