UNLPam: Itentan limitar “privilegios” de docentes exclusivos

POLEMICA EN LA UNLPAM

El rector Sergio Baudino elevó al Consejo Superior un proyecto que divide aguas en la comunidad universitaria. Un régimen que establezca a cuántas horas equivale el trabajo de un docente universitario en la actividad privada. ¿Es posible ser docente exclusivo si a la par de ello se ejerce otra actividad laboral?
JUAN JOSE REYES
¿Es realmente exclusivo un docente universitario que, a la par de su vida académica, tiene un estudio jurídico o contable? ¿Lo es uno que, al mismo tiempo, atiende su clínica veterinaria o realiza asesoramiento agronómico en el sector privado? ¿Puede un docente que dicta clases en la Universidad con una dedicación exclusiva hacer lo mismo en un colegio secundario o en un terciario del sistema educativo provincial?
Esas preguntas están en la base del proyecto de resolución que el Rectorado de la Universidad Nacional de La Pampa giró el año pasado al Consejo Superior, su órgano legislativo, y que promete una pugna entre quienes quieren terminar con algunos “privilegios” y quienes están dispuestos a realizar una encendida defensa de los “derechos adquiridos”.
La iniciativa, caratulada “Reglamento de Incompatibilidades” propone un régimen de oposición de cargos, cargas horarias y funciones para personal docente y no docente sin las concesiones que hoy tienen. Hay una gran complejidad de factores en los claustros que el nuevo reglamento haría caer y por ende perder privilegios anquilosados que han generado una evidente inercia intelectual.

Sí, pero no.
Si bien todas las facultades dicen comprender el espíritu del proyecto del rector, ya que comparten el objetivo de encontrar mejores caminos para optimizar el desempeño de los docentes, parte de ellas entiende que la eliminación de derechos adquiridos, afectará sensiblemente actividades, intereses y objetivos. Dicen por lo bajo que el proyecto de Baudino “avanza sobre aspectos esenciales del diseño del perfil docente y profesional de cada uno y su aprobación implicaría restricciones a expectativas y planificaciones de sus respectivas carreras docentes”.
Lo concreto es que el Expediente 3724/16 puso la pica en Flandes, planteando una discusión de cómo tendría que ser nuestra universidad del futuro, sin los privilegios ni concesiones horarias que tienen autoridades superiores, políticos y/o profesionales reconocidos sobre el común de los docentes, sean aquellos magíster, doctores o licenciados. Las deficiencias de la educación superior aquí no dependen de un problema de recursos, sino del uso de los mismos.

Un proyecto polémico
En una época en que la UNLPam está atravesada por un marcado proceso de desarrollo institucional fruto de las demandas de los procesos de acreditación y de las exigencias de la competencia regional en sus demanda laborales, y mientras la educación superior vive un momento de intensa discusión de cómo adaptarse a esa realidad, surge este proyecto que mira a un futuro no tan lejano.
Actualmente, en la UNLPam rige la Resolución Nº 110/07 del Consejo Superior, la cual establece que es incompatible para todo el personal docente la acumulación de cargos dentro del Sistema Universitario si esa carga horaria supera las 50 horas semanales para el desarrollo de actividades docentes.
El actual reglamento establece que la dedicación Exclusiva Plena es de 50 horas, con bloqueo de título y remuneración diferencial. Luego, la dedicación exclusiva es de 40 horas semanales; semiexclusiva, 20, y dedicación simple, 10 horas. A diferencia de lo que ocurre en el sistema educativo provincial, la Universidad no tiene establecido cuántas horas representa el trabajo en la actividad privada.
En el caso de los docentes de la Provincia, a aquellos que desarrollan una actividad privada, ya sea la atención de un kiosco o una profesión liberal, se les computa por ello el equivalente a 15 horas cátedra, con lo cual, pueden acceder a una menor carga horaria que un docente que solamente se dedica a ello.

Abusos y privilegios.
La nueva normativa que quiere imponerse en la UNLPam afecta derechos adquiridos de docentes que mantienen privilegios onerosos y suscitan situaciones de incompatibilidad por parte de agentes que superan la carga horaria establecida. La Secretaría Legal y Técnica de la universidad pampeana recomendó al rector Sergio Baudino la elaboración de un régimen de compatibilidad propio que se adapte a las particularidades de la Institución, dentro de parámetros establecidos en la normativa vigente.
Ahora, el Consejo Superior tiene para su tratamiento un proyecto de Régimen de Compatibilidad de Cargos, Cargas Horarias y Funciones que pisa los callos de quienes abusan de una situación no regulada. Por ello se pretende establecer que no se podrá efectuar ninguna designación ni reconocimiento de servicios sin que previamente el interesado haya presentado una ‘Declaración Jurada de acumulación de cargos, cargas horarias y funciones’ en un formulario que a tal fin le entregará al área de Personal de la Facultad respectiva.
La misma obligación existe para el agente que modifique su situación de acumulación por servicios prestados dentro o fuera de la Universidad.

Profesionales.
Además, el proyecto deja sentado un precedente que, de seguro, buena parte de los Consejos Profesionales de La Pampa (especialmente el de contadores y abogados) desaprobarán. Pues considera que el ejercicio de profesiones y/o actividades liberales representa una carga horaria de diez horas semanales. La conclusión es que quienes ejerzan la docencia y sus profesiones liberales lo hagan condicionados a un régimen de compatibilidad. Pero muchos de los que se verán afectados no acuerdan porque elimina privilegios de quienes practican docencia “sin estar” en detrimento de otros que solamente se dedican a ella.
Para finalizar vale la pena decir que la “pelea” ya tienen serios contrincantes, pero conviene insistir sobre la idea de que el análisis causa-efecto no funciona siempre igual, como señalan los académicos. Estamos ligados a políticas previas, en ejercicio, que tienen un peso para dar forma a nuestra realidad cambiando vetustos privilegios que desnudan las notables diferencias entre unos y otros en la universidad de hoy en La Pampa.

Compartir