Joven policía le dio una feroz golpiza a su pareja y quedó detenido

LE PROVOCO 15 LESIONES

El tiene 19 años y ella 23. Ambos trabajan en la comisaría de General Acha. El jueves, cuando iban a trabajar, él la desfiguró a golpes y la amenazó con su arma reglamentaria. El Ministerio de Seguridad lo separó de la fuerza.
“Le pegó de los pies en la cabeza. Le arrancó mechones de pelo, la mordió en la cara, le fisuró el tabique nasal, le provocó lesiones en los brazos y en la espalda. La mujer tiene 15 lesiones constatadas en total”. El hecho descrito, que bien podría atribuírsele a un animal salvaje, fue cometido el jueves pasado por un joven agente de la policía, de apenas 19 años, que atacó a su pareja, una muchacha de 23, también miembro de la fuerza.
“El es oriundo de Santa Rosa, ella de General Acha. Viven en Santa Rosa, sobre la calle Paraná, pero trabajan en la comisaría de Acha. Viajan casi todos los días en el auto de ella. La golpiza se produjo en el interior del vehículo, en el trayecto que va de Santa Rosa al Bajo Giuliani. Incluso, el agente llegó a tomar el arma reglamentaria, la cargó y se la apoyó en la cabeza. Después la amenazó. Nunca vi algo así”, dijo una fuente judicial abocada a la causa. Y agregó: “Una vez que llegaron a Acha, él se arregló el uniforme y se fue a trabajar. Antes de salir le dijo a ella que pida un parte de enfermo porque en esas condiciones no podía ir a trabajar”.
La detención del agente se produjo el jueves a la tarde. El viernes por la mañana fue indagado por el fiscal Máximo Paulucci y ese mismo día, el juez Néstor Daniel Ralli le dictó una prisión preventiva por 90 días. La muchacha debió ser asistida por personal médico y ahora permanece con atención psicológica. La causa fue caratulada como “amenazas simples, amenazas agravadas por el uso de un arma de fuego, y lesiones agravadas”.

Separado.
Inmediatamente después de la detención del agente, el Ministerio de Seguridad informó en un comunicado que “un policía de General Acha fue separado de la fuerza, luego de protagonizar un episodio de violencia de género, que por disposición de la fiscalía de aquella ciudad, ahora permanece detenido. La situación se conoció esta tarde y tomó intervención la unidad de Género de la UR III y la fiscalía local que dispuso la detención del agresor y su separación del servicio activo, de acuerdo a la legislación vigente”.