Jóvenes líderes

 

Cinco adolescentes de Santa Rosa participaron en EE.UU. de un encuentro mundial sobre política, diplomacia y relaciones internacionales, un programa que forma y alienta a “los líderes del mañana”.
Tráfico de drogas, calentamiento global, desarrollo nuclear, planes económicos o ayuda internacional. La enumeración puede ser la agenda de algún diplomático o embajador de cualquier país del mundo, pero también la de un chico o chica pampeana en la Conferencia Mundial de Jóvenes Líderes, un encuentro con adolescentes de todo el planeta que durante 16 días simularon ser los políticos del futuro.
“Estar ahí te hace dar cuenta del lugar que podés ocupar. Mirás a tu alrededor y hay montones de cosas que están mal o muy mal, entonces vos, ¿qué podés hacer? Creo que lo que se puede hacer es buscar la forma de cambiarlas, y la Conferencia te incita a eso, a buscar respuestas. Es cierto que mirás la realidad y es todo muy difícil, pero te da un empujón para querer impulsar cosas positivas en una sociedad con tantos conflictos”, analizó Milagros (17 años), que junto a cuatro compañeros del colegio Santo Tomás de Santa Rosa participó con adolescentes de distintos países del encuentro realizado en Estados Unidos.

lideres4
“Estuvimos en New York y Washington. Las jornadas arrancaban a las 7 de la mañana y tenías actividad hasta las 22, así que era cansador pero súper aprovechable porque analizabas conceptos sobre derechos humanos, leyes, comunicaciones, diplomacia, seguridad, economía y el papel de las Naciones Unidas”, explicó Juana (17).
El programa es promovido por Envision, una organización educativa independiente no afiliada a ningún partido político, fundada en 1985 y cuya misión es ofrecer iniciativas de capacitación educativa con el objetivo de desarrollar habilidades de pensamiento crítico en un contexto global, según los postulados de la organización.
“El proyecto es para alumnos de entre 15 y 18 años, nosotros nos anotamos en diciembre, éramos 11, pero por distintas cuestiones quedamos cinco. A todos los que fuimos nos interesa estudiar algo relacionado a la diplomacia, a las relaciones internacionales, a la política, así que fue una experiencia increíble”, valoró Juan Francisco (17). Este año, la conferencia tuvo como lema:

“Los líderes del mañana preparándose para los desafíos y responsabilidades globales del futuro”

En la sede de la Organiza-ción de Naciones Unidas, los alumnos actuaron como diplomáticos representando diferentes países en comisiones internacionales. Allí, como se hace en el simulacro de modelo de la ONU, decidieron y adoptaron planes de acción sobre cuestiones como narcotráfico, refugiados, peligros nucleares o políticas económicas.
“Te toca ser diplomático de un país, por ejemplo de Turquía, y tenés que defender sus intereses y negociar con otros países, todo en inglés y todos con ideologías muy distintas. Eso está buenísimo porque dejás fuera tus pensamientos y tus posiciones previas y pensás qué haría un embajador de Turquía. Hay cosas que te generan contradicciones, pero lo tenés que hacer porque hay que ponerse en el lugar de otro y defenderlo de la mejor forma. En ese momento vos sos el representante de esa Nación y tenés que ser lo más sólido posible”, resaltó Macarena (16).
“Todos teníamos un tutor y nos proveían un cuadernillo con resoluciones e información. Estudiabas a la noche la postura de cada país, las relaciones que tienen, sus formas de gobierno y posturas internacionales, se hacían muchas reuniones entre los grupos y de allí salía la defensa que se hacía en las Naciones Unidas”, agregó Paula (17) sobre la modalidad que siguió cada uno de los jóvenes durante las jornadas de trabajo.


La experiencia también tenía sus momentos de distensión, con paseos y visitas a lugares históricos como sedes de gobierno o museos de las dos ciudades en donde estuvieron los alumnos del Santo Tomás. Y todo en convivencia con diferentes idiomas, costumbres, ideologías, religiones y tradiciones culturales.
“A mí me tocó en la habitación con un brasileño y un noruego, y en las charlas que se generaban por ahí no coincidía en nada con el otro pero aprendés a aceptar lo que dice, a mirar las cosas desde una perspectiva diferente a la tuya, y eso te abre la cabeza, te ayuda a tener otra visión”, señaló Juan Francisco.
“Hay problemas que son comunes a gran parte de los países. Vivimos en un mundo cada vez más globalizado así que muchas cosas que charlábamos son parte de lo que hay que resolver en los lugares donde vivimos”, añadió Juana.
El programa sobre liderazgo juvenil se desarrolla tanto en Estados Unidos como Asia y Europa. El colegio de esta ciudad nominó para el país americano pero lo más destacado por las chicas y chicos fue la convivencia multirracial, idiomática y cultural.
“El mensaje en general de la Conferencia es: ‘Sos joven pero construí vos el futuro’, es decir no esperar a ser adulto sino empezar por decisiones sobre cosas que se pueden hacer en tu medio, en tu lugar. Te dan herramientas para lo que consideran pueden ser los líderes del mañana, pero lo importante es empezar ahora lo que se puede hacer hoy”, valoró Milagros, que al igual que el resto mira el futuro pensando en mejorar el presente.

Compartir