Jubilados tomaron la Casa de Gobierno de Santa Cruz

Los jubilados que reclaman el pago de sus haberes de mayo irrumpieron este lunes en la Casa de Gobierno de Santa Cruz y advirtieron que se quedarán en el lugar hasta que consigan cobrar, mientras la Policía observa la situación en el interior de la sede gubernativa con celo pero sin armas.
Elsa Ilnao, la vocera de Jubilados Unidos, recordó que llevan 75 días de acampe en la capital de Santa Cruz sin respuestas y que por eso decidieron ingresar a la Casa de Gobierno. “Estamos todos en la misma. Nos une un único objetivo: que nos paguen el sueldo y tener una buena obra social. No puede ser que vayamos a una farmacia y nos discriminen porque somos afiliados de la Caja de Servicios Sociales y tengamos que estar sacando un número aparte por las deudas que mantiene el Estado con los prestadores médicos y de farmacias”, explicó. Y agregó: “No puede ser que nos estén matando en vida. Nosotros tenemos vida todavía y lo que nos queda vamos a seguir luchando”.

Custodia.
Los policías que están en el interior del edificio se encuentran desarmados, según dijeron distintas fuentes. “Fue a pedido de la Jefatura” y porque los agentes no están dispuestos a reprimir quienes podrían ser sus padres, dijeron fuentes de la institución.
Pedro Cormack, titular del gremio docente que también montó una carpa allí, consideró que “esto es una respuesta a la violencia del gobierno” y recordó que el viernes pasado, cuando se suspendió la paritaria de su sector sin previo aviso, “para nosotros hubo una clara demostración de lo poco que le interesa el diálogo” para agregar que “la situación es grave y es muy difícil pedir mesura cuando se llega al límite”.