Julian Assange brindará una videoconferencia en la UBA

El periodista, fundador de Wikileaks, Julian Assange, brindará mañana una charla por videoconferencia en la facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. La actividad se enmarca en la Semana Internacional por la liberación de Assange y se llevará a cabo a las 17 en el Aula HU08 de la Sede Constitución de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, en Santiago del Estero 1029.
Habrá un panel en el que disertará la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de La Plata, Florencia Saintout; el decano de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires, Glenn Postolski; la ex embajadora argentina en Londres, Alicia Castro; el periodista del diario Página 12, Santiago O’Donnell, especialista en la temática y autor de los libros Argenleaks y Politileaks, tras analizar más de 2.500 cables secretos brindados por el comunicador australiano; y el ex portavoz de Wikileaks, Joseph Pharrell.

Libertad.
La actividad tiene entre sus principales objetivos el pedido de libertad de Assange, la democratización de la información y la transparencia de los Estados.
Assange, programador y activista de Internet australiano, fundó en el 2006 el sitio web WikiLeaks, que en 2010 difundió más de 250.000 cables secretos del Departamento de Estado de los Estados Unidos.
El periodista estuvo a punto de ser detenido en Londres, el 7 de diciembre de 2010, a pedido de la Justicia sueca por un supuesto delito sexual que él niega. Assange se asiló desde entonces en la Embajada de Ecuador en Londres por temor a que una vez en Suecia, las autoridades lo extraditen a Estados Unidos, donde afrontaría un juicio militar y una eventual condena a muerte por las revelaciones de su portal, que incluyen datos sobre crímenes contra civiles en Iraq y Afganistan y cables diplomáticos.
Recientemente el Grupo Contra Detenciones Arbitrarias de la Organización de las Naciones Unidas, que investigó el caso durante más de un año, determinó que ha sido detenido arbitrariamente por Suecia y el Reino Unido, y que debe ser inmediatamente liberado y compensado. Sin embargo, ambos Gobiernos se han negado a cumplir con la Resolución y el Reino Unido tampoco permite su traslado para recibir atención médica en un hospital.

Compartir