La afgana de ojos verdes de la tapa de National Geographic fue detenida en Pakistán

Una afgana, que se hizo célebre por una fotografía suya aparecida en la portada de la revista National Geographic, fue detenida en Pakistán por posesión de falsos documentos paquistaníes, se informó este miércoles.
La impresionante imagen de Sharbat Gula, con sus grandes ojos verdes que resaltan bajo un pañuelo rojo, fue tomada en un campamento de refugiados afganos en Pakistán por el fotógrafo estadounidense Steve McCurry.
Es una de las portadas más conocidas de la historia de la revista estadounidense, y propulsó a la entonces adolescente al rango de ícono de pueblo afgano, cuando el país se hallaba bajo ocupación soviética.
Más de tres décadas después, Gula fue detenida por las autoridades paquistaníes “por obtención de falsos documentos de identidad”, declaró a la AFP Shahid Ilyas, un responsable de la Nadra (National Database Registration Authority), la administración de estado civil.
Según Ilyas, las autoridades paquistaníes buscan también a tres responsables de la Nadra, acusados de haber proporcionado un documento de identidad nacional a Gula, y que desaparecieron después de que el fraude fuera revelado.
Gula podría ser sentenciada a una pena de 7 a 14 años de prisión, y a una multa de entre 3.000 dólares y 5.000.

SHARBAT GULA
SHARBAT GULA

Miles de refugiados afganos han conseguido hacerse con documentos de identidad paquistaníes a pesar de que el sistema está informatizado.
Pakistán ha llevado a cabo en los últimos meses una gran campaña de verificación para descubrir a los poseedores de documentos de identidad del país entregados de forma fraudulenta.
El país cuenta con 1,4 millones de afganos registrados como refugiados según la ONU, lo que lo convierte en el tercer país con mayor número de personas asiladas en el mundo.
Defensa.
El embajador de Afganistán en Islamabad anunció hoy que el país contrató abogados para defender a la mujer afgana, la refugiada famosa por su icónico retrato publicado en una portada de la revista National Geographic en 1985 y que fue detenida ayer en Pakistán por posesión ilegal de documentos paquistaníes, una acusación por la que podrían darle 14 años de cárcel.
“Espero que Sharbat Gula sea liberada en los próximos dos días y se reúna con su familia”, escribió el jefe de la misión diplomática afgana, Omar Zakhilwal, en su cuenta de Facebook, consignó la agencia de noticias EFE.
gula2
Gula, inmortalizada de niña por el fotógrafo estadounidense Steve McCurry, fue arrestada ayer en la ciudad de Peshawar por obtener presuntamente documentos de identidad paquistaníes para ella y dos supuestos hijos, luego de sobornar a tres funcionarios; cargos por los que podrían enfrentar 14 años de cárcel.
Zakhilwal explicó que Afganistán contrató “prestigiosos abogados” para solucionar la situación a través de canales legales, tras hablar con la familia de la mujer e indicó que espera que Gula pueda regresar pronto a Afganistán, donde el presidente del país, Ashraf Gani, le regalará una casa.
El fotógrafo también informó en la red social Facebook que se puso en contacto con un “destacado abogado de derechos humanos en Pakistán” e instó a la comunidad internacional “para hablar en su nombre y en el de millones que simplemente necesitan un lugar para vivir sin miedo”.
Según trascendió, Gula estaba tratando de vender su casa en Pakistán para volver a Afganistán ante la presión del gobierno paquistaní para que los cerca de tres millones de refugiados afganos se vayan del país.
“Se suponía que después de ser redescubierta por National Geographic debería haber tenido ayuda y hallarse en una mejor situación económica, pero no fue así. Su marido murió y tiene que ganar el sustento para sus cuatro hijos”, indicó Zakhilwal.
Ayer, al conocerse la noticias, el fotógrafo -que la volvió a retratar 17 años después de la mítica foto de 1985- se comprometió a “hacer todo lo que pueda para ayudarla legal y financieramente”.
“Ha sufrido toda su vida y su arresto es una enorme violación de sus derechos humanos”, escribió McCurry en su página de Facebook.
“Ella ha sido el símbolo de los refugiados durante décadas y ahora se ha convertido en la cara de los migrantes no deseados. Como viuda, luchó para criar a sus cuatro hijos sola y es una de los millones de valientes, hombres y mujeres, que soportan cualquier dolor y dificultad para proteger los más preciado, sus hijos”, reconoció el fotógrafo.
Gula fue inmortalizada por McCurry en un campo de refugiados de Peshawar en 1985 y su rostro, con poderosos ojos verdes, convirtieron la imagen de la niña en un ícono de la fotografía contemporánea. (AFP y Télam)

Compartir