La comuna quiere demoler 30 casas del Almafuerte

LE PIDE AL IPAV QUE PRIORICE ESOS VECINOS EN LA PROXIMA ENTREGA DE CASAS SOCIALES

“Estamos confiado en una respuesta positiva”, dijo el intendente Leandro Altolaguirre sobre el pedido al IPAV para que se priorice a los vecinos del barrio Almafuerte en la entrega de viviendas, para poder demoler las casas ubicadas en una “zona inundable”.
El municipio santarroseño solicitó a las autoridades del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV) que las familias del barrio Almafuerte, afectadas por las inundaciones, sean prioridad para el organismo en las próximas entregas de viviendas sociales, considerando que están en una “zona inundable”.
“Hemos solicitado la necesidad de que a estas familias se las priorice en la asignación de viviendas para poder demoler estas casas (del Almafuerte). Hicimos el planteo, pero todavía no tuvimos respuesta”, dijo el intendente Leandro Altolaguirre, quien destacó que “estamos confiado en una respuesta positiva, porque el gobernador de la provincia Carlos Verna nos dio todo su apoyo”.
“Muchas de esas familias, no son los habitantes originarios de las casas. Las viviendas afectadas son alrededor de 30, es una zona es complicada que siempre se ve anegada cuando llueve. Tenemos que solucionar eso, porque además es un problema generado por el Estado, que construyó esas casas”, agregó el jefe comunal.
El barrio Almafuerte es el más complicado cada vez que cae una intensa lluvia sobre esta capital. Incluso, en las últimas inundaciones, la zona quedó aislada por el agua y fueron evacuadas por Defensa Civil unas 49 personas, por pedido de la comuna santarroseña. Hasta ayer el registro oficial señaló que son 30 las viviendas que siguen afectadas por el ingreso de agua.

Protestas en las calles.
Los vecinos de esa barriada, perteneciente a las denominadas casas PyM, construidas por la Provincia y el Municipio, realizaron en la semana cortes de calle a modo de protesta y reclamaron una solución a las autoridades, después de que el agua avanzó hasta sus casas, por lluvias superiores a los 400 milímetros.
Ante ese reclamo, el intendente Altolaguirre le planteó al gobierno provincial que se analice la posibilidad concreta de establecer en condición de prioridad para el IPAV a los vecinos del Almafuerte para que puedan acceder a una vivienda en otra zona, con el fin de demoler las casas ubicadas actualmente en una “zona inundable”, frente al Megaestadio.
Después del último temporal, el barrio capitalino sigue afectado por el agua, con calles anegadas e intransitables, por lo que se dificulta el acceso a esa zona. El pasado viernes, curiosamente, personal de la Policía Federal Argentina acercó donaciones en trabajo conjunto con la comuna.

Descarga.
En tanto, el municipio informó ayer que se efectuó la descarga de los caños de PEAD, de 315 milímetros de diámetro, para las tareas de impulsión sobre Circunvalación Sur desde avenida Perón a Emilio Zola.
La obra que comprende aproximadamente 1600 metros de cañería desde la laguna, cruzando la avenida Circunvalación y hasta la mencionada arteria con el fin de drenar el agua de la laguna hacia el Bajo Giuliani.
El Polietileno de Alta Densidad es termoplástico por lo que se ablanda con el calor y retoma su resistencia original cuando se enfría. Esta propiedad permite soldar las tuberías entre sí o con accesorios, y son aptas para cloacas y desagües industriales, gas natural, agua potable, telecomunicaciones y tendido eléctrico, minería, riego, biogas y saneamiento, y transporte de petróleo, entre otras.

Vecinos inundados piden “cooperación”
Un grupo de vecinos de El Faro y Las Camelias, ambos afectados por las inundaciones, se reunieron ayer para determinar acciones conjuntas y poder recuperar los barrios cuyas calles aún permanecen bajo agua. En la reunión una veintena de vecinos decidió llevarle el lunes a primera hora un petitorio al gobernador de la provincia para que “coopere con la municipalidad” en las obras de mitigación y la ayuda a todos los afectados.
“Le vamos a llevar una nota al gobernador para que desde la provincia se tomen cartas en el asunto y que cooperen junto a la Municipalidad. La emergencia es mucha y no solamente nos afecta a nosotros, los vecinos que vivimos cerca de la laguna Don Tomás. Queremos que se aceiten los mecanismos para paliar esta situación”, dijo Manuel Neveu, vecino de El Faro que desde que colapsó la laguna debe entrar y salir de su casa con un wader de pesca.
“También estamos preocupados por lo que pasa en el Bajo Giuliani. Allá el oleaje se está comiendo el camino y esto no solo afecta a los vecinos que de La Cuesta (barrio cerrado ubicado sobre la costa sur del bajo) sino también a todos los vehículos que circulan diariamente por ahí”, agregó Neveu.
El jueves por la mañana el intendente Leandro Altolaguirre mantuvo una reunión informal con vecinos de El Faro y Las Camelias adonde presentó la bomba extractora que promete extraer más de un millón de litros por hora del cuenco central. Para alivio de los inundados, la máquina se pondría en marcha mañana o el martes.