La Corte absolvió a Fernando Carrera por la llamada Masacre de Pompeya

La Corte Suprema de Justicia de la Nación absolvió hoy a Fernando Carrera, quien había sido condenado a 15 años de prisión por la denominada “Masacre de Pompeya”, ocurrida en 2005 en ese barrio porteño y en la que murieron dos mujeres y un niño, informaron fuentes judiciales.
El abogado Federico Ravina, uno de los defensores de Carrera (38), celebró la decisión del máximo tribunal del país y la calificó de “histórica” ya que anuló todos los fallos precedentes en contra de su defendido por considerarlos arbitrarios.
“Fue un parto que duró mucho, más de lo esperado, pero la pesadilla se acabó”, expresó Ravina, quien apenas se notificó del fallo de la Corte se comunicó con Carrera, respecto de quien dijo que “no lo puede creer”.
El letrado indicó que Carrera, quien estuvo siete años preso y desde 2012 se encuentra en libertad, viajará este viernes a la Capital Federal donde dará una conferencia de prensa junto a su familia.
Con las firmas de Ricardo Lorenzetti, Elena Higthon de Nolasco (la única que votó en disidencia), Juan Carlos Maqueda, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, el fallo sostuvo que “la sentencia que confirmó la condena no se había tratado en forma imparcial y adecuada el descargo de Carrera”, quien siempre dijo ser ajeno a los hechos investigados.
La Corte remarcó que como la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) en segunda instancia absolvió a Carrera “de haber disparado a la policía (…) se estaría corroborando su alegación de que la policía no estaba justificada a disparar del modo en que lo hizo”.
Asimismo, en el fallo también se entendió que al confirmarse la condena “se omitió valorar debidamente que el damnificado del robo (que derivó en la persecución, tiroteo y choque) no reconoció a Carrera al verlo personalmente”.
Para la Corte, “no es posible concluir este fallo sin preguntarse sobre los efectos que se derivan de la decisión absolutoria, pues si el procesado no es el responsable de la muerte de tres personas y de las lesiones de distinta gravedad de otras cuatro, entonces, ¿quién lo es?”.
El caso llegó nuevamente a la Corte en agosto de 2015, luego de que la procuradora fiscal Irma García Netto dictaminó que el máximo tribunal debía definir la apelación a la sentencia a 30 años de prisión a los que fue condenado Carrera en 2007 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 14 porteño y que fue confirmada posteriormente por la sala III CFCP.
El TOC le había atribuido los delitos de “robo agravado por su comisión con armas de fuego” y “homicidio culposo agravado por haber sido ocasionado por la conducción imprudente de un vehículo automotor y por la cantidad de víctimas (tres)” en concurso real con “abuso de armas y portación de arma de guerra” sin licencia. 
La defensa llevó el caso hasta la Corte, que en junio 2012 anuló la sentencia y ordenó a la CFCP que dictaran una nueva, lo que le permitió a Carrera recuperar la libertad.
En agosto de 2013, CFCP consideró que los hechos habían ocurrido de la misma manera excepto que lo absolvió del delito de “abuso se armas” y le rebajó la pena a 15 años de prisión.
Ante esta situación, la defensa apeló y CFCP rechazó su recurso, por lo que los abogados de Carrera recurrieron “en queja” a la Corte.
Pero como el máximo tribunal ya había intervenido en la causa y dio directivas a la CFCP, se le dio vista a la Procuración para que dictamine y ésta lo hizo en favor de la Corte que hoy finalmente absolvió a Carrera por cuatro votos a favor y uno en contra.
Al enterarse de este fallo, el director de cine Ricardo Piñeyro, quien en la película “Rati Horror Show” denunció que la causa había sido armada por la Policía Federal Argentina (PFA), escribió esta tarde en su cuenta de Twitter: “Todavía quedan muchos inocentes presos”.
El hecho que originó este caso se registró el mediodía del 25 de enero de 2005, cuando Carrera, que trabajaba como empleado e iba al volante de un Peugeot 205, atropelló y mató a dos mujeres y a un niño en Pompeya.
Carrera dijo que huía porque era perseguido por desconocidos que lo querían agredir y que abrieron fuego contra su auto, provocándole heridas graves que lo dejaron inconsciente.
Los policías federales, que en aquella ocasión vestían de civil, aseguraron que el hombre era un ladrón que atropelló a las tres personas cuando escapaba de ellos.
Esa versión policial fue la utilizada por los jueces para arribar a una condena de primera instancia pero los abogados de Carrera cuestionaron la “arbitrariedad” de la misma ya que entendieron que había omitido valorar una serie de peritaje, declaraciones testimoniales y hasta imágenes de televisión que probaban la inocencia de su defendido.
En su recurso de queja, la defensa denunció la “convalidación de un procedimiento policial irregular” que buscó encubrir “el exceso del uso de la fuerza mediante la contaminación de la escena del crimen”.
Los hechos fueron abordado por una película de Enrique Piñeyro. Para ver el filme en Youtube HACER CLICK AQUI

Compartir