La Corte tucumana ordenó liberar a Belén

La Corte Suprema de Justicia de Tucumán ordenó que Belén, la joven condenada a ocho años de prisión por la muerte de su bebé, sea puesta en libertad, un caso que cobró trascendencia pública a partir del fuerte reclamo de grupos feministas.
El máximo tribunal provincial dio a conocer esta tarde un fallo que lleva la firma de los vocales Antonio Gandur, Antonio Estofán y Daniel Posse, y dispuso que las actuaciones vuelvan a la Sala III de la Cámara Penal, que emitió la condena, para que instrumente la liberación efectiva de Belén.
Luego, informaron fuentes judiciales, la Corte resolverá la cuestión de fondo.
La joven de 27 años -cuyo verdadera identidad se mantiene en reserva- está privada de su libertad desde marzo de 2014.
En abril de este año, fue condenada por la Sala III a ocho años de prisión, por considerarla culpable de haber asesinado a su bebé en el baño de un hospital público de la capital tucumana.
En su defensa, Belén aseguró que, en realidad, tuvo un aborto espontáneo cuando fue a hacerse atender por fuertes dolores estomacales sin saber que estaba embarazada, tal como figura en su historia clínica.
En su fallo, los jueces Dante Ibáñez, Néstor Rafael Macoritto y Fabián Fradejas consideraron que en la investigación quedó comprobado que la mujer tuvo a su bebé en el baño del Hospital Avellaneda, lo mató y trató de deshacerse de la criatura arrojándola al inodoro tras cortar el cordón umbilical.
En una primera instancia, la joven fue acusada por “homicidio doblemente agravado por el vínculo y por alevosía”; pero los jueces cambiaron la carátula y redujeron la pena al considerar “como atenuante el estado de puerperio en el que estaba cuando ocurrió el hecho”.
Según relató la madre de la joven, ella despertó en la sala de partos con médicos forenses revisando sus partes íntimas frente a policías que la rodeaban.
A su vez, un enfermero le mostraba el feto de unos siete meses, colocado en una caja, mientras le repetía entre insultos que se trataba de su hijo.
Belén fue condenada sin que se haya realizado, durante el transcurso de la causa, un examen de ADN que pruebe la relación filial con el feto encontrado.
El tribunal de la Sala III tampoco tomó en cuenta los dichos de la defensa, “ni los de dos peritos que la atendieron en la cárcel, una psicóloga y una psiquiatra, que consideraron que Belén decía la verdad”, manifestó una partícipe del Comité #Libertad Belén, Jenny Durán.
Su caso generó una gran polémica y un grupo nutrido de mujeres, entre las que hay muchas famosas, comenzó a darle difusión para repudiar el fallo y exigir su libertad.
Una de ellas fue la actriz Dolores Fonzi quien, al recibir un premio Platino en Punta del Este, reclamó por la libertad de Belén ante la amplia cobertura mediática que tuvo el evento.
El viernes pasado, miles de personas se concentraron en distintas plazas del país para exigir por la libertad de Belén: hubo marchas y concentraciones en la Ciudad de Buenos Aires, Tucumán, Córdoba, Jujuy, Salta, Santiago del Estero, Posadas, Rosario, Paraná, San Juan, San Luis, Mendoza, Santa Rosa, Neuquén, Río Grande, y otras ciudades argentinas. (NA)