Tras las inundaciones, Verna recibió a la FAA

El gobernador, Carlos Verna, recibió este viernes en su despacho a una delegación de la Federación Agraria Argentina encabezada por su vicepresidente primero, el pampeano Ariel Toselli, con quienes dialogó acerca de cuestiones vinculadas a la realidad de los pequeños y medianos productores de la provincia: desde la situación de las inundaciones hasta el apoyo a leyes que protejan las propiedades, pasando por los planes de apoyo a la producción, entre otros. Acompañado por el ministro de la Producción, Ricardo Moralejo, el mandatario protagonizó así una suerte de “reapertura” del diálogo con la entidad. “En los dos períodos de Jorge no nos pudimos sentar, es mucho ocho años sin dialogar con un gobernador. A Verna le sobra conocimiento, lo noté muy predispuesto a que sigamos trabajando en conjunto por nuestras grandes preocupaciones, como pueden ser la Ley de Tierras o el condominio indiviso, por ejemplo”, celebró Toselli. Y amplió: “Nosotros representamos a los pequeños y medianos productores, que son los motorcitos de los pueblos porque son los que generan mano de obra y lo que impulsan la ganadería sea de cerdo, ovino, bovino o ave. Ellos, la capacitación de los jóvenes y la preocupación por el desarraigo son banderas desde siempre de la Federación Agraria”, indicó el oriundo de Alta Italia, quien se mostró orgulloso del crecimiento de las entidades de base de la FAA en La Pampa. “Hoy tenemos más de 30 cuando hace un par de años era 7 u 8”, dijo.
Dentro de estas se impulsa el cooperativismo entre productores. “El pulmón que necesita el productor pequeño y mediano que está fuera del sistema bancario” definió.
Destacó el plan que proyecta el Gobierno provincial para el año que viene en cuanto a la producción. “Los vi bien orientados para que nada se vaya de la provincia sin estar trabajado. Me parece que es lo más correcto: si quieren activar los frigoríficos tienen que tener aceitada la comercialización, la cadena va a estar hecha”, evaluó y enfatizó que la FAA puede apoyar para realizar una ruta de comercialización conjunta.
En este sentido, remarcó que La Pampa tiene, además de su posición geográfica privilegiada, otras ventajas comparativas con el resto de las provincias argentinas. “Acá siempre se habla de la pampa húmeda, que es importante, pero es grano. Y también tenemos chivo, oveja, vaca, todo”.
Para aprovechar las posibilidades que esto abre, insistió el ruralista, “tiene que haber diálogo con el Gobierno, algo que hoy tenemos. Entonces debemos traer proyectos, dialogar, estar todos en conjunto porque golpes climáticos como éstos afectan mucho al pequeño y mediano productor. Y se tiene que entender que salvar un productor es una inversión. Porque tenemos un monstruo grande a la par y por ahí no nos damos cuenta, como es la concentración, que avanza cada vez más por la producción y después por las tierras”.
Remarcó que la concentración se ve favorecida por la aplicación de medidas que no diferencian a los productores de forma lógica. “Cuando no tenemos diferenciación entre el pequeño, mediano y gran productor, cuando las retenciones están al mismo nivel, el más chico desaparece porque no hay competitividad. Entonces, se sacaron las retenciones, se bajaron las retenciones, pero el chico está en igualdad de condiciones que el grandes, y lo van a comer”, dijo.
Por eso, pidió que se insista en la propagación del cooperativismo. “Llevará su tiempo, pero es bueno que empecemos hablar dirigentes y Gobierno, porque cuando las cosas van bien es más difícil. Tenemos la madurez y la capacidad de enfrentar esta situación e iniciar un camino para que el cooperativismo se ponga en marcha”, sostuvo.
Finalmente, señaló la necesidad del fomento crediticio para la compra de tecnología y capacitación aplicable al trabajo rural y ayudar a los productores ante los efectos, por ejemplo de las inundaciones, aspectos, que forman parte de los ejes de gestión del Banco de La Pampa por órdenes del gobernador.

Compartir