La foto del asado pampeano ya cruzó la barrera

El gobierno de La Pampa, en una acción promovida desde el Ministerio de la Producción por el gobernador Verna, publicó en los principales medios gráficos de Río Negro y Neuquén un anuncio publicitario alentando a los ciudadanos de estas provincias vecinas a que nos ayuden a convencer a Senasa para que flexibilice la barrera fitosanitaria que, en los términos que hoy se analizan, ya se ha convertido en una barrera de mero interés económico para algunos actores.
El anuncio, titulado con la pregunta: “¿Por qué queremos vender asado en Neuquén y en Río Negro?”, ofrece la respuesta conceptual: “Porque producimos la mejor carne del país cumpliendo con todos los estándares sanitarios contra la aftosa. Somos una provincia libre de aftosa. Además, podemos lograr el mejor precio para el asado de la Patagonia: $90 por kilogramo para la venta al público”. Y cierra con un mensaje dirigido a los consumidores: “Por eso esperamos que el Senasa comprenda que nosotros también somos Patagonia y nos permita vender asado a toda la región”.
Este anuncio ha sido resonante, y del análisis directo se desprende que lejos de perjudicar los intereses objetivos de estas provincias productoras de carne de exportación, esta medida permitiría que dispongan de todo su stock para venderlo al exterior y que, sus ciudadanos, pudiesen comprar carne de excelente calidad a precios muy por debajo de los que pagan en la actualidad sin ningún riesgo sanitario. En este nuevo plan, La Pampa va por una estrategia alternativa que busca generar presión en el órgano de control (Senasa) para que flexibilice la barrera que, como lo ha expresado reiteradamente el titular de nuestro Poder Ejecutivo, Carlos Verna, a esta altura, ese límite impuesto está lejos de ser una protección fitosanitaria y se ha convertido en una decisión encapsulada por los intereses económicos de algunos sectores.

Compartir