La Fragata Libertad regresó a los mares del sur y amarró en Río de Janeiro

La Fragata de la Armada Argentina amarró este miércoles en el puerto brasileño de Río de Janeiro, en el tramo final de su 45º viaje de instrucción de guardiamarinas y luego de navegar durante 27 días desde su anterior destino, el puerto de Cádiz, España. Esta es la segunda ciudad de Brasil a la que arriba el buque escuela de la Armada Argentina en el marco de esta travesía, ya que el 7 de mayo, a poco de iniciarse el viaje, amarró en el puerto de Recife.
Al llegar a Río de Janeiro, la tripulación de la fragata fue recibida por el embajador argentino en Brasil, Carlos Magariños, el cónsul general ministro, Adolfo Alejandro Suarez Hurtado, el agregado de Defensa y Naval a la Embajada Argentina en Brasil, contraalmirante José Luis Villán, y autoridades de la Marina de Brasil.
La nave embajadora en los mares, al mando del capitán de navío Ignacio Errecaborde, permanecerá en ese país hasta el 24 de octubre próximo, cuando partirá rumbo a Montevideo, Uruguay, el último puerto extranjero que visitará antes de regresar a la Argentina.
Durante la estadía en Río de Janeiro, el público podrá recorrer la proa del buque y dialogar con la tripulación en las jornadas de puertas abiertas.
Por su parte, la tripulación realizará visitas a la Escuela Naval, a la Dirección de Intendencia Militar de Río de Janeiro y a los Fusileros Navales.
La Fragata Libertad regresará al país el 5 de noviembre, cuando dará por concluida la travesía de 196 días por los mares del mundo, que comenzó el 23 de abril pasado con el fin de instruir en prácticas de navegación a los 351 hombres y mujeres que viajan a bordo.

Compartir