La gira de Barañao con la mira en la biomedicina, la agricultura y la agro-tecnología

El ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao, calificó como “histórica” la gira que realizó la semana pasada junto a su equipo por el Reino Unido, en la que firmó con su par británico, Jo Johnson, una “Declaración de Intención” para reforzar la cooperación en la investigación, desarrollo e innovación, selló acuerdos con la Royal Society y con el Instituto Europeo de Bioinformática.
La intensiva agenda que contó con el apoyo de la Embajada Argentina en el Reino Unido sirvió para estudiar posibilidades de cooperación e identificar, mediante asociaciones público-privadas, aquellas áreas en las cuales obtener resultados concretos en el corto plazo en biomedicina, la industria farmacéutica, la agricultura de precisión y en nuevos materiales basados en la agro-tecnología.
Para Barañao, la misión “marca un hito de reconstrucción de un vínculo de larga data, con una historia de trabajo común, muy productiva. Creemos que la ciencia y tecnología pueden construir la base sobre la cual cimentar un nuevo vínculo entre Argentina y el Reino Unido. Creo que están llamados a un papel fundamental en esta nueva etapa”.
Por su parte, el embajador argentino Carlos Sersale di Cerisano expresó que “el área de Ciencia y Tecnología es uno de los pilares en la cooperación bilateral y bimultilateral entre la Argentina y el Reino Unido, tal cual se manifiesta en el párrafo dedicado al sector en la declaración conjunta de septiembre pasado entre ambos países.
La misión comenzó el lunes con una visita al Crick Institute, donde la comitiva argentina se reunió con el Premio Nobel de Medicina Sir Paul Nurse. Entre otros temas, se sentaron los lineamientos para una asociación público-privada de cooperación internacional destinada a la formación postdoctoral de científicos argentinos. Posteriormente, la delegación visitó las instalaciones y laboratorios de GSK en la localidad de Stevenage, que constituye un caso de exitosa vinculación público-privado con empresas de tecnología de punta en el Reino Unido, y que ya tiene presencia en Argentina.
La biomedicina fue otro de los ejes de la misión. Al respecto, la delegación visitó el martes las instalaciones del Instituto Europeo de Bioinformática, institución asociada al European Molecular Biology Laboratory (EMBL). Allí se firmó la renovación del acuerdo de Asociación del Ministerio de Ciencia argentino con el laboratorio. Argentina es uno de los tres países, fuera del espacio europeo, asociado al EMBL, lo cual permitió que distintos grupos de investigadores se beneficien de esta cooperación. Por la noche, Barañao mantuvo una reunión con científicos argentinos radicados en el Reino Unido.
“La comunidad de RAICES (Red de Argentinos Investigadores y Científicos en el Exterior) es una parte muy importante del sistema científico nacional porque nos permiten acceder a información, a recursos, a infraestructura de investigación, y en todo este tiempo han aportado muchísimo a la realización de la ciencia en Argentina y a fortalecer los vínculos internacionales”, valoró.
El martes, Barañao visitó el Science Museum de Londres, donde mantuvo un encuentro con su par Jo Johnson, ministro de Universidades y Ciencia. El eje central de la agenda fueron los mecanismos para aumentar la cooperación en la formación de recursos humanos y el trabajo conjunto en temas específicos de la relanzada agenda bilateral. En este contexto, firmaron una “declaración de intención” para reforzar la cooperación en la investigación, desarrollo e innovación en las áreas de ciencias biológicas, agro tecnología, materiales avanzados y nanotecnología, TICs, paleontología y ciencias marinas.
A su vez, el presidente del Conicet, Alejandro Cecatto, también dio un paso importante para profundizar las relaciones en el área de la ciencia y la tecnología.
Junto al secretario de Asuntos Externos y vicepresidente de la Royal Society, Martyn Poliakoff, Cecatto firmó el miércoles un memorándum de entendimiento para la formación de recursos humanos.
El último día, la delegación visitó Kew Gardens, el jardín londinense dedicado a la investigación botánica, donde se reunieron con Richard Barley, director de Horticultura, y David Cope, titular de Asuntos Externos, con quienes conversaron sobre la potencial colaboración en ciencia y management de parques.
En el balance final, Barañao aseguró estar “muy satisfecho” con la misión: “Nos llevamos muchas iniciativas para trabajar en Argentina. Probablemente se consoliden el año próximo, con las visitas oficiales y a través de distintos eventos que ya estamos organizando a partir de las propuestas planteadas estos días”.

Compartir