La Iglesia puso a disposición sus archivos sobre la última dictadura

El Vaticano y la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) anunciaron que se concluyó con el “proceso de organización y digitalización” de sus archivos sobre la dictadura y que próximamente se abrirán a la consulta de las “víctimas y familiares directos de los desaparecidos”.
La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) y la Santa Sede destacaron, este martes en un comunicado de prensa conjunto, que terminó el proceso de organización y digitalización del material de archivo del período de la dictadura militar (1976-1983), conservado en los archivos de Episcopado argentino, la Secretaría de Estado de la Santa Sede y de la Nunciatura Apostólica en Buenos Aires. Asimismo, precisaron que ese proceso de organización y digitalización se llevó a cabo “en conformidad con las decisiones e indicaciones del Santo Padre” y que también supone la continuación de un trabajo ya iniciado años atrás por la Conferencia Episcopal Argentina.
“De acuerdo con un protocolo que se establecerá podrán acceder a la consulta de los documentos referidos las víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos y, en el caso de religiosos o eclesiásticos, también sus superiores mayores”, agregaron.
La CEA y la Santa Sede subrayaron que “este trabajo se ha desarrollado teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino”.
El comunicado conjunto concluye diciendo que “el Santo Padre y el Episcopado argentino encomiendan la patria a la protección misericordiosa de Nuestra Señora de Luján, confiados en la intercesión del querido San José Gabriel del Rosario Brochero”.
De acuerdo con un protocolo que se establecerá próximamente, podrán acceder a la consulta de los documentos referidos las víctimas y familiares directos de los desaparecidos y detenidos y, en el caso de religiosos o eclesiásticos, también sus superiores mayores. Se desea subrayar que este trabajo se desarrolló teniendo como premisa el servicio a la verdad, a la justicia y a la paz, continuando con el diálogo abierto a la cultura del encuentro en el pueblo argentino. El Santo Padre y el Episcopado argentino encomiendan la patria a la protección misericordiosa de Nuestra Señora de Luján, confiados en la intercesión del querido San José Gabriel del Rosario Brochero.

Compartir