La Justicia rechazó el pedido de reabrir la causa por la denuncia de Nisman contra Cristina Fernández

La Cámara Federal confirmó esta tarde el rechazo a un pedido para que se reabra la investigación por la denuncia presentada por el fallecido fiscal Alberto Nisman días antes de morir contra la ex presidenta Cristina Fernández por el supuesto encubrimiento de Irán.
La Sala I rechazó los recursos de apelación del Ministerio Público Fiscal y de la DAIA contra la resolución del juez federal Daniel Rafecas que había desestimado la “reapertura” de la causa.
Además, en el mismo fallo, los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler rechazaron el pedido de la DAIA para ser parte querellante en el caso.
El Ministerio Público Fiscal y la entidad judía buscan reabrir la denuncia que el fallecido fiscal presentó cuatro días antes de aparecer muerto en su departamento de las torres Le Parc en Puerto Madero, en enero de 2015.
El extitular de la UFI AMIA había acusado a la expresidenta Cristina Kirchner y al excanciller Héctor Timerman, entre otros, de encubrir a Irán en el atentado a la mutual judía a través de la firma del Memorándum de Entendimiento con ese país.

Rafecas.
El Consejo de la Magistratura citó como testigos al ex presidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Julio Schlosser y a la secretaria judicial del fallecido fiscal Alberto Nisman, Soledad Castro, en el marco de la investigación abierta contra el juez federal Daniel Rafecas por presunto mal desempeño de sus funciones.
La comisión de Disciplina y Acusación citó para el próximo 4 de octubre a Slosser y Castro en el marco de la denuncia abierta contra Rafecas por haber cerrado la denuncia de Nisman contra la ex presidenta y otros funcionarios por presunto encubrimiento a Irán en la causa del atentado a la AMIA.
Rafecas está siendo sometido a una investigación que lleva adelante el senador radical Angel Rozas, por impulso de los diputados nacionales Elisa Carrió (CC) y Waldo Wolff (PRO).
La diputada de la Coalición Cívica Carla Carrizo, que trabaja con Carrió, acusó a Rafecas de negligencia, mientras que Wolff presentó un pedido de juicio político por supuesta tergiversación de pruebas en el caso de la denuncia realizada por el ex fiscal Nisman con el supuesto fin de desacreditarlo.
Rafecas fue denunciado por haber cerrado la denuncia de Nisman contra la ex presidente Cristina Fernández y el ex canciller Héctor Timerman, entre otros, por encubrimiento a Irán en el atentado a la AMIA.
En su defensa, Rafecas rechazó las acusaciones: sostiene que “sin hipótesis de delito no se puede abrir ninguna causa”, que la denuncia de Nisman tampoco tenía pruebas y que se está tratando de destituir a un magistrado por el contenido de sus fallos. (NA y DyN)

Compartir