La línea 102, para que los niños puedan hablar de sus preocupaciones

Un línea telefónica para que los niños puedan hablar sus preocupaciones y “todo lo que quieran expresar” y que funcionaba sólo en 15 provincias será extendida a todo el país, las 24 horas y atendido por personal capacitado en niñez en una iniciativa de la Secretaría de la niñez apoyada por Unicef y la organización “Child Helpline International”. 
Se trata de la línea 102 que ya estaba presente en la provincia de Buenos Aires, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Chaco, Entre Ríos, Jujuy, La Rioja, Mendoza, Misiones, Salta, San Juan, Santiago del Estero y Tucumán, pero ahora se extenderá al resto de las provincias y estará activa las 24 horas, a diferencia de lo que ocurría que poseía un horario limitado.
Otro de los cambios es que será atendida por personal capacitado especialmente para atender los problemas que quieran expresar los niños y que la administración no dependerá de una unidad central sino que sera cada provincia la responsable de dar respuesta a la demanda planteada.
“Hicimos un diagnóstico provincia por provincia para saber que era lo que había en cuanto a atención a la niñez y que era lo que necesitábamos instalar para que los chicos puedan ser escuchados a toda hora y en cualquier rincón de la Argentina”, dijo a Télam Yael Bendel, secretaria nacional de Niñez Adolescencia y Familia. 
Bendel destacó que “el problema era que muchas líneas telefónicas dependían de los municipios, no de la provincia, por lo que ahora decidimos que cada jurisdicción se haga cargo de la línea telefónica para tener una respuesta más eficaz “.
“Se trata de un sistema de redes para que puedan comunicarse denuncias y cualquier consulta que quieran hacer los chicos, desde situaciones de violencia, bullying hasta para servirles de compañía y poder charlar con ellos” , remarcó Bendel.
La funcionaria destacó que la extensión de la línea 102 “tiene una segunda etapa en la que sus pares, chicos y jóvenes de 16 a 24 años, previamente capacitados, puedan atenderlos tal como ocurre en otros países, ya que esta comprobado que un chico necesita tener la confianza necesaria paras sacar hacia afuera sus problemas”.
“Hay que saber ver lo que los chicos no se animan a escribir, saber escuchar lo que no se animan a decir, los chicos son las víctimas más graves de la violencia, muchas veces son violentados por quienes deben cuidarlos, pierden la confianza para decir lo que les pasa”, detalló Bendel.
La secretaria resaltó que en la línea 102 actual “la mayor parte de las llamadas son por situaciones de violencia, violencia doméstica, entre familiares, entre pares” y añadió.La idea es que ahora puedan consultar todo lo quieran hablar y sentir, atendido por personas especializadas”.
La presentación del proyecto “Federalización de la Línea 102, herramienta fundamental para la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes” se realizó en la Casa de Gobierno, durante un encuentro organizado por la Sennaf, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Unicef Argentina y Child Helpline International, entre otras organizaciones.
La línea es un servicio de telecomunicaciones gratuito, al que pueden acudir los niños y adolescentes ante una amenaza de vulneración de sus derechos, ante situaciones de crisis, necesidad de asesoramiento, o simplemente para hablar con una persona adulta y capacitada que pueda escucharlos.
La prioridad, señalaron desde la Sennaf, es garantizar a nivel nacional un servicio exclusivo para niños y adolescentes, para que tengan la garantía absoluta de que quienes los atiendan puedan tener empatía y también profesionalidad para proporcionales no sólo contención sino una respuesta a sus demandas.
La apertura estuvo a cargo de Florence Bauer, de Unicef Argentina, Magdalena Aguilar, gerente de programas de “Child Helpline internacional” y Yael Bendel , con la asistencia de representantes de 20 provincias vinculadas a la infancia y empresas de telecomunicaciones y de redes sociales como Facebook.
La representante de Unicef destacó la importancia de formar profesionales ya que hay mucha heterogeneidad entre las diferentes provincias y qué realizarán un estudio centrado en las provincias que aún no tienen líneas y que la voz de los chicos será incluida. 
El proyecto va a incluir a futuro experiencias como en Holanda, Reino Unido y Nueva Zelanda entre otros países donde adolescentes y jóvenes supervisados por adultos, atienden a niños y adolescentes en temas como discriminación o problemas familiares, al tiempo que quedarán exceptuados los temas como violencia y abuso sexual. (Télam)

Compartir